Principal exportador de ganado sostiene que Turquía sigue trancado

Mauricio Diez, gerente de Gladenur, dijo que "no se deben crear falsas expectativas"

"Honestamente no tengo confirmado que Turquía haya vuelto a habilitar la importación de ganado en pie. Lo último que tengo es que el mercado está trancado", dijo a El Observador el gerente de Gladenur, la principal empresa exportadora de ganado en pie que actúa en Uruguay.

El empresario señaló que la compañía sigue comprando ganado en el mercado local, fundamentalmente terneros sin castrar, porque la firma tiene en Uruguay un barco con capacidad para unas 10 mil reses. Señaló que si la carga no es enviada a Turquía se exportará a Jordania o Egipto.

Consultado sobre la fecha del embarque de esos ganados respondió que aún no está definida, porque en este momento no hay que tomar decisiones apresuradas y debe reinar la paciencia.

"No tengo confirmado que Turquía haya vuelto a habilitar la importación", dijo Mauricio Diez

Además, adelantó que también estaba prevista la llegada al país de otro barco con capacidad para 20 mil cabezas, "pero por ahora no sabemos que pasará con la actividad", insistió.

El integrante de Brasil Beef y Auroch de France, Fernando Fernández, dijo al programa Valor Agregado, de radio Carve, que el gobierno turco canceló la prohibición de emisión de permisos a importadores para comprar ganado en pie desde todos los mercados del mundo, incluido Uruguay. Sin embargo, Diez dijo no estar enterado de esa resolución.

"Hay que tener cuidado con las declaraciones públicas porque la gente se entusiasma o se deprime con las noticias y eso afecta al mercado. No se pueden crear falsas expectativas", opinó.

El mercado del ternero

Gladenur también está presente en Brasil, de donde está a punto de salir un barco hacia Turquía. Diez explicó que el mercado turco también está trancado para el país vecino, pero ese permiso ya había sido otorgado antes de la decisión de impedir la importación.

Los terneros cotizan bastante menos en Brasil que en Uruguay, los que integran esa carga se compraron a US$ 1,70 por kilo en pie y actualmente se hacen negocios hasta por US$ 1,50 y US$ 1,55, mientras que en Uruguay el kilo de ternero en pie vale en el entorno e US$ 2,20.

"No hay que ahogar al productor (con los precios), pero tampoco al exportador", sostuvo Diez

"En Uruguay hay oferta pero si llueve y se sale a decir que abrió el mercado de Turquía ya se empieza a pedir US$ 2,30 o US$ 2,40 y no hay mercado para esos precios. El precio alto es uno de los problemas comerciales que tenemos para exportar, y los precios que pagan Egipto y Jordania son aún menores que los que paga Turquía", explicó el empresario.

"Siempre digo que no hay que ahogar al productor, porque sino no produce para el próximo año, pero tampoco hay que ahogar al exportador. Hay que hacer un negocio equilibrado, donde ganen las dos partes. Si el negocio es malo para el exportador la corriente comercial se corta y se termina perjudicando el productor", concluyó.


Acerca del autor