Producción legislativa del primer año de gobierno cayó en picada

Fue el segundo comienzo más bajo desde que se restauró la democracia

En el primer año del segundo período de gobierno de Tabaré Vázquez se registró una caída en picada de la producción del Poder Legislativo medido en leyes aprobadas y promulgadas, lo que ubica a 2015 como el segundo más bajo desde que se restauró la democracia en 1985. Según revela un estudio publicada por el Instituto de Ciencia Política (Udelar) en su Programa de Estudios Parlamentarios, el año pasado se promulgaron 50 leyes, cuando en 2010 (primer año de la gestión de José Mujica) fueron 81, y 91 en 2005 (primer año de la gestión de Tabaré Vázquez).

La producción legislativa de 2015 solo supera en la historia reciente al año 1995, el comienzo del segundo gobierno de Julio Sanguinetti (1995-2000), donde la mayoría parlamentaria tuvo que ser construida con blancos.

Esa caída entonces es más evidente si se tiene en cuenta que el Frente Amplio mantuvo la mayoría absoluta en ambas cámaras legislativas. Ese dato había sido clave para explicar el registro histórico de leyes aprobadas en los primeros años de los gobiernos de izquierda.

El estudio asegura que si bien la "tasa de eficacia global del Poder Ejecutivo" ha sido "bastante modesta" (32%), el panorama cambia "drásticamente" si se toma en cuenta la agenda de proyectos más relevantes para Vázquez y su gobierno, compuesta por 20 proyectos y que fueron anunciados públicamente por el gobierno como prioritarios. En ese caso la efectividad (es decir, lo que se envió y se aprobó) asciende a 70%. "La razón de la eficacia en la tramitación de la agenda sustantiva responde obviamente a la capacidad de la bancada mayoritaria para controlar la agenda de las cámaras", dice el informe del Instituto de Ciencia Política.

Algunos de los proyectos que incluyen ese paquete son: el referido al cálculo del IRPF relacionado al aguinaldo y salario vacacional; restauración del Impuesto de Primaria para el campo; creación del Sistema de Cuidados; creación de la Secretaría de Deportes; y la institucionalización del Fondes, entre otros.

El año pasado fueron presentados 437 proyectos de ley, de los cuales 246 fueron firmados por los legisladores (56%), 118 por el Poder Ejecutivo (27%) y 73 eran proyectos de anteriores legislaturas que fueron desarchivados (17%), dice el estudio. Y a pesar de esa caída en la aprobación, la actual legislatura se presenta como una de la más "prolífica" en presentación de proyectos, lo que se explica por un repunte en la redacción de iniciativas por parte de legisladores, algo que venía en caída desde el año 2000.

Por otra parte, un dato que también ha señalado el Instituto de Ciencia Política, y más precisamente el docente Daniel Chasquetti, ha sido la incongruencia existente entre el gabinete de ministros y la bancada oficialista. Ese indicador, elaborado a partir de la representación que tienen los sectores que conforman el partido de gobierno con los ministros elegidos por el presidente, marca una distancia nunca antes constatada en los gobiernos de izquierda, que solían tener una correlación más estricta con los grupos de la coalición. Así, el Consejo de Ministros parece haber dejado de ser un ámbito donde las discusiones salen consensuadas según el cristal de los distintos grupos del FA, y en cambio deben luego pasar por la discusión política que se genera tanto en el Parlamento como en la Mesa Política y los otros organismos partidarios.


Populares de la sección