Profesionales indignados definen acciones por cambios jubilatorios

Piden renuncia del directorio de la Caja Profesional por recortes
Qué se vayan, qué se vayan!". El grito era generalizado en la sede de la Sociedad de Medicina Veterinaria del Uruguay. Quienes gritaban eran más de 100 profesionales, activos y pasivos de diferentes profesiones, que pedían al unísono la renuncia del directorio de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales Universitarios. Aunque no era una asamblea, sino una reunión convocada ayer por la Sociedad de Veterinaria y jubilados de ese rubro, lo parecía.

Médicos, abogados, veterinarios, químicos, odontólogos, economistas y universitarios egresados de otras carreras se reunieron para evaluar qué medidas tomar ante algunos ajustes votados por seis de los siete integrantes del directorio de la Caja el 22 de junio que, según entienden, los perjudican e incumplen con la ley que en 2004 modificó su estructura orgánica. Entre medidas está la eliminación paulatina de un complemento por salud por el que se incluía un monto para pagar tiques de medicamentos, así como también las compensaciones de fin de año. Además, la Caja Profesional resolvió que el cálculo para la jubilación elimine un 10% extra que se había añadido en 2006, informó El País la semana pasada. Eso significa que la jubilación pasará a calculcarse según una tasa de reemplazo del salario de 50% y no de 60%, como se venía haciendo.

El encuentro de ayer fue el primero de varios que se realizarán próximamente y reunió a jubilados y pasivos. "La idea es resolver todo entre todos. No podemos perder la unidad. Acá es gente que siente que son violados sus derechos", dijo Alfredo Toledo, vicepresidente del Sindicato Médico del Uruguay (SMU), subido a una silla que estaba apoyada en el marco de una puerta, el único lugar libre de un salón que no daba abasto.

Toledo tenía que gritar para que las personas que estaban en el fondo, y hasta en la vereda, pudieran escuchar. Lo mismo le sucedió a dos veterinarios jubilados, que la semana pasada vieron el mismo salón prácticamente vacío, aunque el tema de esa convocatoria había sido el mismo.

Algunas horas antes, Toledo había estado en una asamblea organizada por la Asociación de Afiliados a la Caja Profesional, que debió cambiar de lugar porque asistieron más de 300 personas.
Allí se votó pedir "responsabilidades" dentro del directorio e incluso se manejó la posibilidad de pedir una entrevista con el presidente de la República, Tabaré Vázquez.

En una nota enviada a los afiliados el 29 de junio, la asociación informó que se iniciarán "acciones legales inmediatas a efectos de revertir esta injusta situación". Para dar inicio a esas acciones, se convocó a los afiliados a que se presenten de forma particular, porque la demanda se debe presentar individualmente.

Ayer, en la sede de la Sociedad de Veterinaria, todos parecían estar de acuerdo con demandar a la Caja Profesional, así como con pedir una entrevista con Vázquez.

"Pero para eso tenemos que organizarnos, primero", dijo una mujer al fondo del salón.
"Sí, hay que organizarse", le respondieron algunos. La reunión finalizó con algunos indignados por no poder escuchar bien, pero con la convicción de la gran mayoría de volver a reunirse para definir estrategias en contra de esos cambios.

Solo uno en contra

La polémica resolución votada el 22 de junio por el directorio de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales Universitarios tuvo seis votos afirmativos y una abstención, o voto negativo, dependiendo del caso. Quien se abstuvo de votar o directamente votó en contra fue Hugo de los Campos, que representa a los jubilados en el directorio. Según informó El País, las medidas recaerán sobre unos 15 mil pasivos.


Populares de la sección