Protestas en Venezuela ya provocaron cuatro muertos

Una de las víctimas tenía 14 años; crispación social sigue en aumento
Las dos muertes confirmada ayer por la Fiscalía de Barquisimeto elevaron a cuatro el número de víctimas como consecuencia de la represión durante las manifestaciones convocadas por la oposición contra el gobierno del chavista Nicolás Maduro en Venezuela.

Un menor de 14 años y un hombre de 36 murieron el martes durante protestas en la ciudad venezolana de Barquisimeto (oeste), según informó ayer la Fiscalía.

El adolescente, identificado como Brayan Principal, y Miguel Colmenares,murieron en episodios separados en los que además resultó herido un hombre de 32 años, señaló un boletín del Ministerio Público.

El gobernador opositor del estado venezolano Lara (oeste), Henri Falcón, había hablado más temprano sobre el caso.

"Ocurrieron dos hechos que nosotros lamentamos. Dos fallecidos, uno de ellos un niño de apenas 14 años de edad hacia el norte de la ciudad de Barquisimeto (...) y un joven de 36 años cae abatido frente a un grupo presuntamente de motorizados armados", afirmó el gobernador en conferencia de prensa.

Asimismo, el funcionario informó que en el hospital central de Lara se asistió a más de una decena de heridos, aunque no detalló si todos procedían de las manifestaciones.

Falcón afirmó que presuntos vehículos particulares "se desplazan con armas largas para amedrentar" a las personas que protestan en las urbanizaciones de la entidad, según la información del cuerpo de inteligencia de la policía estatal.

En ese sentido, aseguró que estos "grupos paramilitares" están en las calles "sembrando violencia". También indicó que hay "infiltrados" en estas manifestaciones ya que, aseguró, aparecenpersonas que no son miembros de las comunidades que salen a protestar. "Hemos visto, en algunos casos, acciones indebidas por estos grupos infiltrados que pudieran ser grupos interesados en generar anarquía, desorden", aseguró.

Por su parte, el diputado opositor Alfonso Marquina también se refirió a la muerte del adolescente. "Acaban de confirmar la muerte del niño de 14 años de edad, Brayan Principal, quien recibió anoche disparo en el abdomen" señaló en la red social Twitter.

El parlamentario responsabilizó del hecho a "colectivos", organizaciones civiles que apoyan al chavismo y que la oposición califica como "bandas armadas".

"Toda mi solidaridad con la familia y mi compromiso de lucha para que esta dolorosa muerte no quede impune", agregó.

Otros dos muertos

Por otra parte, otros dos jóvenes de 19 años también habían muerto luego de ser baleados el 6 y el 11 de abril, respectivamente, en las afueras de Caracas y en Valencia (norte), en el marco de las movilizaciones que la oposición ha venido convocando desde comienzos de mes contra el gobierno de Maduro.

Las muertes fueron confirmadas por la Fiscalía, aunque el gobierno sostiene que una de las víctimas no estaba participando en la protesta.

Las primeras protestas del mes ocurrieron a partir de los dictámenes que permitieron al Tribunal Supremo de Justicia asumir las funciones del Parlamento, de mayoría opositora, lo que dejó sin inmunidad a los diputados y en los hechos supuso un auto golpe de Estado dado por el propio gobierno.

Las sentencias fueron anuladas en forma parcial luego de un fuerte rechazo de la comunidad internacional. Las protestas derivaron en choques entre manifestantes y fuerzas policiales y militares, que dejaron, además, un saldo decenas de heridos, además de más de un centenar de detenidos.

En las últimas semanas la crispación política y social se incrementó considerablemente en ese país con protestas masivas, convocadas en su mayoría por la oposición, que exige al gobierno la realización de elecciones y la salida de Maduro.

Mientras tanto, al grito de "Libertad", una multitud exteriorizó ayer miércoles su rechazo al gobierno al finalizar la misa previa a la procesión del Nazareno de San Pablo, en el centro de Caracas, oficiada por el cardenal Jorge Urosa, duro crítico del chavismo.

El coro dio paso a golpes, gritos y empujones entre chavistas y opositores dentro de la Basílica de Santa Teresa, adonde acudieron dirigentes políticos. No se reportaron lesionados.

Exigen desmantelar grupos armados

El arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa, exigió al gobierno desactivar a grupos civiles armados que, según dijo le sirven de apoyo, al denunciar una "represión desmedida" contra protestas opositoras que ya dejaron cuatro muertos.

"Esas bandas civiles armadas son ilegales e incurren en delitos, y el gobierno no puede seguir amparando a esos grupos que no tienen ninguna autoridad", dijo Urosa este miércoles en rueda de prensa.


Fuente: Agencias

Populares de la sección