Públicos quieren adelanto salarial cuando inflación anual pase el 5%

MEF trasmitió confianza en que suba de precios abandone los dos dígitos
Con la inflación por arriba del 10% como telón de fondo, el gobierno convocó el viernes pasado a una primera reunión del Consejo Superior de Negociación Colectiva del Sector Público. Su objetivo fue brindar información sobre el tema y comenzar a analizar las medidas más adecuadas a adoptar para paliar una posible pérdida de poder adquisitivo.

Buena parte del encuentro se centró en una exposición de casi media hora realizada por los representantes del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Allí la cartera dio su punto de vista respecto al comportamiento de la inflación en los últimos meses, las perspectivas de futuro, y expresó su preocupación por la situación regional, en especial de Brasil.

En diálogo con El Observador, el representante de la Mesa Sindical Coordinadora de Entes, Artigas González indicó que el MEF reconoció que existen dificultades para contener las presiones inflacionarias, y señaló el efecto de la suba de tarifas y los impuestos a los cigarrillos como factores claves para explicar el impulso de los precios en febrero, sumado a la apreciación del dólar.

No obstante, González indicó que la representación del equipo económico expresó confianza en que la inflación se vuelva a ubicar por debajo del 10% en el corto plazo, de la mano con enlentecimiento en el ritmo de suba del billete verde y el seguimiento diario de los precios que el MEF se apresta a instrumentar próximamente.

Aunque todavía no se realizó una propuesta formal, los sindicatos públicos ya manejan algunas fórmulas para tratar de evitar la pérdida de poder adquisitivo. Una de ellas es que al momento que la inflación anual supere el centro de la banda fijada por el Comité de Coordinación Macroeconómica (5%), el gobierno otorgue un correctivo en los salarios como adelanto, según informó González. En los primeros dos meses del año la inflación acumulada era de 4,08%.

Los funcionarios públicos tuvieron en enero un ajuste de 9,44%, correspondiente a la suma del centro del rango meta de inflación fijada para 2016 (5%) y la diferencia entre la variación observada del Índice de Precios al Consumo (IPC) durante el 2015 y el centro del rango meta de inflación fijado para el 2015 (4,44%).

"Ellos (por el Poder Ejecutivo) dicen que van a tomar medidas para tratar que la inflación se vaya diluyendo, pero hace un montón de meses que sigue manteniendo una banda de inflación que está por debajo de lo que ha sido la inflación real y con eso miden el aumento que nos dan a los públicos. Es un engaña pichanga. En el tercer mes del año ya vamos a perder lo que era la inflación proyectada y después vamos a tener nueve meses de pérdida salarial", dijo a El Observador el representante del Departamento de Trabajadores Públicos del Pit-Cnt, Joselo López.

El artículo 4 de la ley de Presupuesto 2010-2014 del anterior período de gobierno eliminó el gatillo automático para los funcionarios del Estado cuando la evolución de los precios superaba el 10%. En lugar se estableció: "Si la variación del IPC medida en años móviles en cualquiera de los meses posteriores al ajuste fuere superior al 10%, el Poder Ejecutivo convocará al Consejo Superior de Negociación Colectiva del Sector Público previsto, a los efectos de compartir información y analizar las medidas más adecuadas a adoptar. En estos casos, el Poder Ejecutivo queda habilitado a aplicar en el siguiente ejercicio financiero dos ajustes salariales semestrales".

Hasta ahora, el Poder Ejecutivo se limitó a compartir información con los sindicatos, pero no hizo mención a temas salariales. La próxima reunión está prevista para principios de abril.

Populares de la sección