Putin está dispuesto a aumentar capacidad de armamento nuclear

Presidente está en una disputa con Washington y la OTAN por su poder militar
El presidente ruso, Vladimir Putin, fijó ayer jueves las prioridades de su ejército para 2017, al recalcar la necesidad de aumentar la capacidad nuclear de su país y la vigilancia en sus fronteras.

"Hay que reforzar la capacidad militar de las fuerzas nucleares estratégicas, sobre todo con la ayuda de sistemas de misiles capaces de atravesar sistemas de defensa antimisiles existentes o futuros", dijo el presidente ruso ante cientos de oficiales de sus ejércitos.

El jefe de Estado hizo estas declaraciones tras un año en el que su aviación resultó clave para facilitar los avances del régimen de Bashar al Asad en Siria, y a pocas semanas de que Donald Trump acceda a la Casa Blanca.

Moscú espera la investidura de Trump el 20 de enero para reducir las tensiones que mantuvo con la administración de Barack Obama en los dos últimos años, a causa de los conflictos de Ucrania y Siria.

Rusia se muestra preocupada por la instalación en Rumania y en Polonia de implementos del escudo antimisiles estadounidense, que Moscú denuncia como un intento de reducir su capacidad de disuasión nuclear.

Esas acusaciones fueron desmentidas por Washington, que asegura que el escudo trata de proteger a Europa ante una posible amenaza iraní.

El aumento del arsenal nuclear ruso no es novedad. En junio de 2015, Putin anunció el despliegue de 40 nuevos misiles balísticos intercontinentales, capaces de "atravesar los sistemas de defensa antiaérea más sofisticados", después de que Washington planeara instalar armamento pesado en el este de Europa.

Estados Unidos asegura querer tranquilizar a los países bálticos y otros estados de Europa del este, muy preocupados por las intenciones de Moscú desde la anexión de Crimea en 2014.
Pero el aumento de la presencia de la OTAN en sus fronteras es percibido como una amenaza por Rusia.

Putin acusó en junio a la organización transatlántica de querer conducir su país a una "frenética" carrera armamentista y de romper "el equilibro militar" en vigor en Europa desde la caída de la URSS.

A finales de 2014, la nueva doctrina militar de Rusia, cuyo gasto militar alcanza ahora el 21% de su presupuesto –aunque sigue siendo muy inferior al de Estados Unidos–, ya señalaba a la expansión de la OTAN como una amenaza fundamental para la seguridad del país.

"Hay que prestar atención a cualquier cambio en el equilibrio de fuerzas y de la situación político-militar en el mundo y, sobre todo, en las fronteras rusas. Y corregir a tiempo nuestro planes para eliminar las posibles amenazas contra nuestro país", dijo Putin.

Embajador

El anuncio de Putin se realizó el día en que Rusia homenajeó al embajador Andrei Karlov, asesinado el lunes en una muestra fotográfica de Ankara.

El féretro del diplomático, repatriado el martes a Rusia, fue expuesto en el vestíbulo del ministerio ruso de Relaciones Exteriores, al lado de una bandera rusa y rodeado de la Guardia de Honor.

Putin, el primer ministro Dimitri Medvedev, el jefe de la diplomacia rusa Serguei Lavrov y el conjunto de la elite política acudieron a depositar flores en el ataúd de Karlov.

Homenaje nacional

Rusia rindió un homenaje nacional a su embajador asesinado en Turquía, un crimen que Ankara atribuye al movimiento del predicador Fethullah Gulen

Fuente: Agencias

Populares de la sección