¿Qué amigos conviene tener en las redes sociales?

Las personas con las que se conecte en Facebook, Twitter y Linkedin pueden tener una influencia decisiva en su vida profesional

Hoy en día las empresas, los reclutadores y hasta los compañeros de trabajo se construyen una imagen de una persona influenciada por los contenidos que comparte y los contactos con los que se relaciona en las redes sociales.

Facebook, Twitter y Linkedin son las redes que acumulan más usuarios y las que hay que transitar con más cuidado. Hay contactos convenientes y necesarios. Están los que aportan, ya sea porque inspiran o dan información relevante para el trabajo o la vida. A su vez, en las tres redes existen contactos neutros o de relleno, aquellos que nunca participan o publican.

Otros contactos se refieren al ámbito personal. Se distribuyen entre amigos y familiares, los sitios de entretenimiento o de influencia. Hay que tener cuidado en este último punto porque conviene no meter la pata y dejar rastro al consultar, comentar o seguir algo inadecuado que pueda manchar nuestra reputación.

Por último están los contactos absolutamente inadecuados. Estos suponen un riesgo para la imagen digital que se quiere transmitir, y se trata del tipo de contactos que pueden ser ofensivos para alguien, o simplemente el hecho de mantener en la página personal una foto o una expresión que lo puede dejar en mala posición.

La clave para manejar las redes es preguntarse cómo quiere que lo vean profesionalmente (la empresa o relaciones profesionales) y personalmente (amigos y familia). Una vez obtenida la respuesta, debo rechazar todo lo que no sea compatible con eso y reforzar lo que falte.

Facebook

Estos son los tipos de amigos que puede tener en Facebook:

1. El 'píldoras de energía'. Sus aportaciones lo empujan en el día a día, es un motivador nato.

2. El intelectual. Aporta conocimiento desde diferentes ámbitos poco tradicionales.

3. El profesional. Publica sus últimos proyectos relacionados con su trabajo. Le gusta que sus amigos comenten sus publicaciones y emitan su opinión.

4. El crítico actual. Convierte la noticia del día en algo que vale la pena einvita a debatir.

5. El compartidor. Es el seguidor al que le gusta todo lo que usted publica y lo comparte. Da igual lo que sea.

6. El demasiado sincero. Quizá sea por la falsa sensación de privacidad o por tener más espacio para escribir, pero hay mucha gente sensata que acaba contando cosas que pertenecen a lo más íntimo o personal. Se corre el riesgo de que años de trabajo profesional pueden irse a la basura por eso.

7. El cenizo. Cada vez que interviene es para teñir el muro de negatividad.

8. El egocéntrico. Sólo habla de él y de sus cosas y parece que su vida está llena de actividad.

Twitter

Esta es la tipología básica de los usuarios de Twitter:

1. Líderes sociales. Son los líderes de opinión, tienen una gran exposición y una potente marca personal. Poseen un estilo propio a la hora de transmitir sus ideas y cuentan con una gran reputación tanto en el mundo online como en el offline.

2. El tendencias. Si hay algo nuevo, será quien lo tenga en su timeline.

3. El conversador. Conversa de manera inteligente, suma valor y nuevas perspectivas.

4. El 'coach'. Está especializado en un sector y da consejos para alcanzar el éxito a nivel profesional en ese campo, propone nuevas formas de trabajo y, si le pregunta, siempre aporta su punto de vista para que pueda mejorar.

5. El embajador. Es el perfil que impulsa la imagen corporativa de una organización, emite opiniones de sus productos e informa de las novedades de esa empresa.

6. El teletipo. Se dedica a retransmitir en tiempo real las noticias que va leyendo en cualquier medio sobre su sector.

7. El 'troll'. Sólo está para provocar controversia donde no la hay.

LinkedIn

Los perfiles de las personas en esta red son muy variados:

1. El conector. Te acerca a otros contactos a través de sus conexiones y cuenta con seguidores de calidad que aportan cosas nuevas.

2. El comunicativo. Hace de esta red un espacio en el que se comparte, debate y aporta.

3. El oportunista. Es aquel que utiliza su cuenta solo en un momento determinado, sobre todo, cuando se encuentran en plena búsqueda de empleo o necesita contactar con un experto en concreto.

4. El vendedor a puerta fría. Es el que intenta conectarse con todo el mundo para venderle algo inmediatamente. Aprovecha tus datos para pasar al contacto "real" mediante una llamada telefónica.

5. El okupa. En las escuelas de negocios y en los cursos de búsqueda de empleo se ha extendido la idea de que hay que estar en LinkedIn, así que una gran parte de usuarios pertenece a esta categoría. Normalmente sólo entran una vez, cuando crean el perfil.

6. El caradura. Le aceptas y en el siguiente email ya pide algo, aún sin conocerlo.

7. El que no comprende. No es raro encontrarse con contactos que no paran de subir a la plataforma imágenes con frases motivadoras o con problemas de lógica, algo que no termina de encajar con el espíritu de esta red.


Fuente:Expansión-Ripe


Populares de la sección