Qué es el metabolismo y cómo funciona

Es un término que suele ser utilizado a menudo por mucha gente, probablemente sin saber de qué se trata del todo

En general, cuando se hace uso de la palabra, es para referirse a la obesidad y se lo suele culpar por la dificultad para bajar de peso de algunas personas.

El metabolismo es un conjunto de reacciones químicas que se dan dentro de las células del cuerpo. Estas reacciones son las responsables de transformar todos los alimentos que se ingieren en el combustible necesario para llevar adelante todas las funciones vitales, desde respirar hasta moverse, y hacen posible que las células estén sanas y funciones adecuadamente.

Es decir que cuando se consumen alimentos se están consumiendo proteínas, grasas e hidratos de carbono que serán descompuestos en unidades más pequeñas por parte de moléculas denominadas enzimas. De este proceso resultarán aminoácidos, ácidos grasos y azúcares respectivamente, que serán entonces absorbidos hacia el torrente sanguíneo para dirigirse a las células del cuerpo y metabolizarse de modo que se libere o se almacene energía. El metabolismo consta de dos tipos de procesos: el anabolismo, que consiste en la fabricación de tejidos corporales y reservas de energía, y el catabolismo, responsable de la descomposición de tejidos y reservas de energía para utilizarla como combustible. Diferentes hormonas, producidas por el sistema endócrino serán las que regulen la velocidad y el sentido de estos procesos.

Cuando el metabolismo falla, aparecen las enfermedades metabólicas, que deben tratarse y controlarse. Algunas de ellas son:

· Galactosemia: es un trastorno heredado que se caracteriza por la dificultad para descomponer la galactosa, un azúcar componente de la lactosa, presente en los productos lácteos. Esto se da por una deficiencia en la enzima responsable de hacerlo.

· Fenilcetonuria: es otro trastorno hereditario caracterizado por un defecto en la enzima que descompone la fenilalanina, un aminoácido que forma parte de las proteínas de los alimentos.

· Hipertiroidismo: es una enfermedad que resulta de una producción excesiva de tiroxina por parte de la glándula tiroides. Esta hormona acelera el metabolismo basal, con lo cual se produce un descenso de peso, una aceleración del ritmo cardíaco, hipertensión, ojos saltones e inflamación de la glándula tiroides.

· Hipotiroidismo: es el caso contrario al hipertiroidismo, cuando no existe la glándula o la producción de tiroxina es escasa. Como consecuencia disminuye el metabolismo basal y provoca fatiga, disminución del ritmo cardíaco, aumento de peso y estreñimiento.

· Diabetes: puede ser de tipo 1, cuando el páncreas no produce o produce muy poca insulina, y la de tipo 2, cuando el organismo no responde a la insulina adecuadamente. Síntomas típicos de la diabetes son la necesidad frecuente de orinar, la sed y el hambre extremos. A largo plazo puede tener complicaciones como problemas en riñones, en los nervios, retinopatías, ceguera y enfermedad cardiovascular.

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy


Fuente: Vida y Salud