¿Qué puede pasar en Italia después de la renuncia del primer ministro?

Mientras dirigentes políticos reclaman elecciones anticipadas, el presidente Sergio Matarella deberá gestionar la crisis política.
La dimisión del primer ministro italiano, Matteo Renzi, abre un periodo de incertidumbre política en Italia. La institucionalidad prevé que es el presidente, Sergio Mattarella, quien debe gestionar la crisis y para ello tiene varias opciones.

Los italianos rechazaron por un amplio margen la reforma constitucional propuesta por Renzi, que tras reconocer los resultados anunció su dimisión.

La reforma proponía cambiar la Constitución de 1948 con una drástica reducción de los poderes del Senado con el fin de facilitar la gobernabilidad y acelerar el proceso legislativo.

Mattarella deberá actuar como árbitro en un contexto complejo, asegurando que el gobierno tenga una mayoría, si quiere evitar las elecciones anticipadas, que muchos analistas creen posibles.

Un gobierno técnico

El escenario más probable es que tras recibir la renuncia formal, Mattarella nombre a un jefe de gobierno que haya recibido antes el apoyo de la mayoría actual o de otro conjunto de fuerzas políticas.

Actualmente ya hay varios nombres en carpeta, como el actual ministro de Finanzas, Pier Carlo Padoan, o el presidente del Senado, Pietro Grasso.

Este gobierno sería el encargado de adoptar el presupuesto 2017 y de modificar la ley electoral, antes de las eventuales elecciones anticipadas que puedan derivar de la renuncia de Renzi.

Este ejecutivo de carácter técnico podría ejercer hasta el final de la actual legislatura, es decir hasta febrero de 2018, para disgusto de algunas fuerzas políticas como la formación antisistema Movimiento 5 Estrellas, cuyo líder Beppe Grillo pidió elecciones anticipadas.

Un improbable "Renzi bis"

Renzi tiene previsto presentar su renuncia este mismo lunes al presidente Sergio Mattarella, pero éste podría pedirle que vuelva a formar gobierno.

En teoría en esta misión podría obtener la confianza del parlamento, ya sea con la mayoría actual o con otras fuerzas, como el partido Forza Italia de Silvio Berlusconi, aunque el vocero del partido, Renato Brunetta, casi descartó esa posibilidad el domingo cuando analizando los resultados sentenció: "han sido derrotados los grupos de poder".
La posibilidad de un "Renzi bis" es casi nula ya que el mismo primer ministro dijo en su discurso: "Mi experiencia como jefe de gobierno llega hasta acá".

Disolución inmediata del parlamento

El presidente es el único que tiene el poder de convocar elecciones anticipadas y disolver el parlamento, y ya adelantó que no tomará esa medida si no se modifica la actual ley electoral.

Este escenario no es tan probable, ya que una reciente reforma electoral, también propuesta por Renzi, otorga un amplio poder al partido que gane las elecciones en la cámara de diputados, mientras que el fracaso de la reforma constitucional en el Senado mantiene el sistema proporcional, lo que hace que las dos cámaras sean irreconciliables y una mayoría parlamentaria parece casi imposible.

El movimiento 5 Estrellas que encabeza los sondeos quiere ir a elecciones lo antes posible, pero la mayor parte de las otras fuerzas políticas del parlamento se niegan, defendiendo que antes habría que reformar la ley electoral para orientarla a un esquema más proporcional.

Fuente: AFP

Populares de la sección