¿Quién es el posible futuro presidente de Francia?

Hace tres años Emmanuel Macron era prácticamente un desconocido, ahora podría convertirse con 39 años en el presidente más joven de la historia de Francia
Hace tres años Emmanuel Macron era prácticamente un desconocido. Ahora, este exbanquero de negocios, que no se considera de derecha ni de izquierda, podría convertirse con 39 años en el presidente más joven de la historia de Francia.

Aunque nunca se había sometido al sufragio universal, este joven político formado en las escuelas de élite francesas se impuso en la primera vuelta y, según los sondeos, es el gran favorito para suceder en mayo al presidente socialista François Hollande.

Este hombre joven, guapo e inteligente, con aspecto de primero de la clase y con grandes ambiciones se emancipó de Hollande en agosto de 2016 tras desempeñarse durante dos años como su ministro de Economía para así concentrarse en construir su propio movimiento "¡En Marcha!", cuyas siglas corresponden a sus iniciales.

Francia no puede responder a los desafíos del siglo XXI "con los mismos hombres y las mismas ideas", dijo Macron en noviembre pasado al lanzar su candidatura a la presidencia, presentándose como una alternativa a los políticos que gobiernan el país desde hace décadas.

Un liberal anglosajón


La continua búsqueda de un perfil diferenciado, a la derecha del Partido Socialista pero con tintes sociales y cosmopolitas que lo alejan de los conservadores, convirtió a Macron en un ente extraño en la política francesa: un liberal al estilo anglosajón.

Toma sin rubor elementos prestados de la derecha, la izquierda y el centro, de forma que su ideología resulta difícilmente encasillable y se condensa en un rechazo frontal a los partidos tradicionales.
Macron, cuyas ideas liberales irritaban a sus pares socialistas, cuestiona los fundamentos de una izquierda francesa aún influenciada por una visión marxista de la economía, que ve con recelo al mundo empresarial.

Se formó en la Escuela Nacional de Administración (ENA), semillero de la élite política e intelectual francesa, y trabajó en el banco Rothschild, donde escaló rápidamente hasta ser nombrado socio gestor.

Dejó el sector privado en 2012 para convertirse en asesor económico de Hollande, antes de dar el gran salto al ministerio de Economía.

Durante su paso por el gobierno, Macron lanzó una controvertida reforma para liberalizar la economía, que abrió a la competencia en varios sectores.

Amante de la literatura


Con 16 años, este apasionado de la filosofía y las letras se enamoró perdidamente de su profesora de literatura y teatro, Brigitte Trogneux, veinte años mayor que él, una historia de amor atípica que ha cautivado a la prensa.

Trogneux estaba casada y con tres hijos pero se divorció. La pareja que rompe moldes se casó en 2007.


Fuente: Agencias

Populares de la sección