¿Quién es Francisco Sanabria, el cambista con orden de captura internacional?

El colorado que heredó los negocios de su padre en Maldonado
La historia de los Sanabria en Maldonado está vinculada al dinero y al poder. Conocidos por su billetera y sus contactos con gobiernos colorados, la familia se abrió paso para conseguir casi siempre lo que quiso. Wilson, padre de tres hijos, fue diputado y senador del Partido Colorado, y hombre de confianza de Julio Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000) en el este. El líder familiar creció trabajando en el campo y a base de esfuerzo, influencias y astucia, incorporó rubros como medios de comunicación y negocios financieros. Wilson se suicidó en su tambo en setiembre de 2015 luego de que los médicos le anunciaron poco tiempo de vida a causa de un cáncer. Al frente quedó Francisco, uno de sus hijos, quien lo había seguido de cerca tanto en el ámbito privado como público, aunque sin la misma capacidad.

El negocio financiero de los Sanabria, el cambio Nelson, que tiene base en Maldonado y sucursales en otros puntos del país, cerró sin previo aviso y dejó sin respuesta a clientes de sus negocios poco claros.

Quienes lo conocen de cerca señalan sin dudar que Francisco dista mucho de lo que era Wilson, quien tenía una capacidad asombrosa para hacer malabares con la plata. Francisco Sanabria era, hasta que el viernes lo separaron del cargo, secretario general del Partido Colorado en Maldonado. En un comunicado, la colectividad asegura que las maniobras de Sanabria se realizaron en el ámbito privado, por lo que el partido es "ajeno" a ellas. "Frente a lo ocurrido, y en el entendido que la situación planteada torna incompatible la permanencia del involucrado en cargos de responsabilidad y representatividad política, el Secretario General del Partido Colorado se contactó con el Dr. Sanabria, con quien acordó su inmediata renuncia a todos los cargos partidarios y de representación partidaria, lo que efectivizó en las últimas horas", dice el comunicado.

En las últimas elecciones los Sanabria tuvieron idas y vueltas con el grupo de Pedro Bordaberry, Vamos Uruguay. Ese sector había nacido para combatir en la interna lo que consideraban eran las viejas formas de hacer política, que encarnaba entre otros Wilson Sanabria. Pero el tiempo y las circunstancias los juntó en las elecciones pasadas, donde Francisco Sanabria y Bordaberry cambiaron diferencias por abrazos.
Sanabria y Cardoso
Germán Cardoso junto a Francisco Sanabria, en la campaña de 2014
Germán Cardoso junto a Francisco Sanabria, en la campaña de 2014
Germán Cardoso, el diputado por Maldonado de Vamos Uruguay, dio sus primeros pasos en la política bajo el ala de los Sanabria. En pareja con la hija de Wilson (Paula), Cardoso empezó a ganarse un lugar en el Foro Batllista del departamento esteño. Fue edil y luego diputado en 2005, hasta que a finales de 2007 se abrió para integrar Vamos Uruguay.

Desde ese momento el vínculo de Cardoso con los Sanabria se tornó hostil, y quienes la vivieron de cerca recuerdan a la campaña de 2009 como "sangrienta" por los enfrentamientos de las dos corrientes coloradas en el departamento.

Por esos años, Bordaberry decía que Sanabria era de los dirigentes que no representaban su forma de hacer política, y desde la poderosa familia esteña le respondían con munición gruesa.

"Nosotros mamamos de la buena leche de la democracia y de las instituciones. Los batllistas estuvimos en el plebiscito del 80, en las elecciones internas del 82, estuvimos en las elecciones internas del 84 y en todas las demás. Y seguramente vamos a estar en el 2014 para tratar de ganar", dijo Wilson Sanabria en 2011 en una reunión con legisladores colorados. Consultado por El Observador en ese momento sobre sus dichos, Sanabria explicó que desde Vamos Uruguay "no se respeta al resto del partido cuando se exhibe un egocentrismo exacerbado y una aplicación prepotente de la mayoría". "En la interna vamos a jugar el partido sin rodilleras, pero si tenemos que trancar fuerte vamos a hacerlo. Porque nos merecemos respeto. Hasta aquí llegamos", advirtió.

Cardoso, que en ese momento estaba enfrentado a Sanabria, le respondió: "El concepto de partido antiguo que tiene Sanabria es muy distinto al del partido moderno que pretende Pedro (Bordaberry). La gente conoce ambas trayectorias y las puede comparar. Por algo nosotros somos el nuevo partido. El pasado es el pasado".

Los meses pasaron y se acercó la campaña de 2014. Previo a ello, Cardozo empezó a recomponer la relación con los Sanabria, y de forma sorpresiva para muchos, anunció un acuerdo para integrar la lista a Diputados, que lo tendría a él como cabeza y a Francisco como suplente.

Ese acuerdo implicaba que Wilson no tendría figuración en la lista, como forma de separar ese pasado que el nuevo sector colorado detestaba. La clave para el arreglo fue, según relataron fuentes políticas a El Observador, el poder económico, político y en los medios de comunicación que tenían los Sanabria al servicio de Cardoso. Fue así que bajaron las armas y la campaña en Maldonado para los colorados transcurrió en cierta calma. "Dejamos atrás discusiones y peleas", comentó Bordaberry en agosto de 2013 tras cenar en el campo de la familia Sanabria.

Francisco Sanabria es abogado, tiene 35 años y se define como "sanguinetista". Está casado con Carolina Serna, hija del exgerente del hotel y casino Conrad, el colombiano Jorge Serna. El casamiento fue el 8 de diciembre de 2012 y como sacerdote ofició Gonzalo Aemilius, conocido por su amistad con el papa Francisco. La luna de miel los llevó entre otras ciudades a Nueva York, viaje que fue retratado en revistas que cubren la vida de personas famosas. Desde la muerte de su padre se hizo cargo del cambio Nelson, una rentadora de autos, de los medios de comunicación y del tambo de la familia en José Ignacio.


Populares de la sección

Acerca del autor