Quienes fueron al remate de Refugio hicieron excelentes negocios

Se vendieron 85 borregos Corriedale a US$ 449,47 de promedio
Lucas Farías, enviado a Florida

Todos los años años son diferentes. Esa fue una de las conclusiones de los integrantes de cabaña Refugio -de Sucesión Juan Francisco Echeverría- tras el remate realizado ayer en el local de remates de la Asociación Rural de Florida.

En su comercialización del año pasado la cabaña vendió toda su oferta de 110 carneros Corriedale a US$ 991 de promedio, el mejor precio de la zafra y muchos pensaron que este año la historia se repetiría y decidieron no ir.

Sin embargo, quienes asistieron ayer al remate que condujo el escritorio Romualdo Rodriguez Negocios Rurales tuvieron la oportunidad de realizar excelentes inversiones.

La cabaña que cría la raza Corriedale desde 1941 puso en pista 118 borregos de esa raza, vendiendo 85 a un precio promedio de US$ 449,47.

El precio máximo fue US$ 1.600 y lo invirtió Guzmán Orine por el primer reproductor que entró a pista. El precio mínimo fue US$ 325, cifra que se invirtió por los últimos 11 carneros que se vendieron en el remate.

Juan Echeverría dijo a El Observador Agropecuario que esperaban un remate más trabajoso, sin embargo se vendió con agilidad a los precios que marcó el mercado. Todos los interesados se fueron con los carneros que necesitaban, satisfechos con los precios invertidos y con la calidad de la oferta.

No faltó quien recordara y comparara los precios del año pasado con los de este año y aprovechando esa ventaja que les daba el mercado esta vez decidieron llevarse algún borrego más, por si acaso.

Mientras tanto, los 33 animales que quedaron sin venderse esta vez volverán a la estancia y los interesados podrán ofertar por ellos llamando al celular 099 663 385 o comunicándose al escritorio rematador.

Acerca del autor