Realojarán familias evacuadas en Salto en terreno municipal

Se generarán zonas de esparcimiento en los lugares donde viven ahora
Un terreno que es propiedad de la Intendencia de Salto, y se encuentra en zonas no inundables, está siendo nivelado para que allí construyan sus casas más de 125 familias afectadas por la crecida del río, con insumos de la comuna y del Ministerio de Vivienda.

"Funcionarios municipales están llevando materiales de relleno para emparejar la zona", aseguró a El Observador Andrés Lima, intendente de Salto. De esas 125 familias, hay 21 que todavía continúan en refugios y nunca llegaron a retornar a sus hogares desde las inundaciones, que comenzaron el 19 de diciembre de 2015, como consecuencia de la crecida del Río Uruguay por gran la cantidad de lluvia.
El terreno está rodeado de cooperativas, por lo que es una zona propicia para la construcción de soluciones habitacionales, manifestó el intendente. Mientras tanto, en los terrenos que actualmente viven esas familias se desarrollarán espacios de esparcimiento: plazas y zonas de deporte, ejemplificó el intendente.

Con esa medida se busca impedir que otras familias logren asentarse en ese lugar, que es altamente vulnerable a las inundaciones y que en los últimos seis meses sus pobladores debieron ser evacuados tres veces.

En ese sentido, procederán a modificar la cota de seguridad de 12 a 13 metros, adelantó Lima.

Reclusos colaboran


Desde el jueves, ocho reclusos del Instituto Nacional de Rehabilitación del departamento de Salto decidieron colaborar voluntariamente con la causa y se abocaron a la tarea de limpieza. Su tarea es juntar la basura cuadra a cuadra para que luego una retroescavadora la junte y la deposite en un camión.

"Hay una ola de calor muy grande en el departamento, pero igual ocho reclusos están saliendo a hacer rastrillaje", manifestó Lima.

Realizan turnos de 8 horas y se espera que la próxima semana, que continúa el operativo de limpieza, se cuente con un número mayor de reclusos, de al menos 15. Se trata de presos jóvenes, de menos de 30 años de edad, considerados de buena conducta y que cumplieron más de la mitad de la condena. Se sumaron de manera voluntaria, por lo que no exigieron ninguna remuneración por el trabajo. En ese sentido, Lima manifestó que desde la Intendencia de Salto decidieron entregarle una canasta de alimentos a las familias de los reclusos involucrados con la limpieza del departamento de Salto.

Ayuda monetaria


Por otro lado, esta semana entregarán $20 millones a los afectados en vales para adquirir materiales de construcción: como aberturas, techos, chapa, portland o pintura. Las familias los recibirán en vales de $5.000, $10.000 o $20.000, dependiendo de los daños que haya recibido la vivienda.
Semanas atrás, el Ministerio de Salud Pública (MSP) declaró una alerta sanitaria en el departamento y el presidente Tabaré Vázquez resolvió brindar un apoyo extraordinario en las tareas de limpieza, para lo que envió efectivos del ejército para Salto.

La ayuda militar fue por cinco días, pero funcionarios municipales todavía continúan sacando basura de las calles. En tanto los 20 integrantes de la cooperativa social del Ministerio de Desarrollo Social que colaboran con la limpieza de la zona deberán cumplir el convenio establecido, que es de 30 días.
Diariamente se continúan vaciando entre 100 y 150 camiones repletos con basura, restos que son tirados al Parque Solari o Harriague y después al vertedero. Las autoridades departamentales estiman que queda todavía una semana de trabajo para terminar.

Populares de la sección