Redada policial ante proyectos de ataques contra judíos y refugiados

La operación alcanzó incluso a ciudades como Berlín

La policía alemana realizó este miércoles una serie de allanamientos en los domicilios de militantes de extrema derecha, sospechosos de planear ataques antisemitas, contra refugiados y policías, anunció la Fiscalía federal antiterrorista.

La operación, que movilizó a unos 200 agentes, tuvo lugar similtáneamente en varias regiones del país, incluida la capital Berlín.

El objetivo era dar con seis sospechosos de ser miembros fundadores de un grupúsculo dispuesto a pasar a la acción violenta.

Vinculados sobre todo a través de las redes sociales en internet, son sospechosos "desde la primavera (boreal) de 2016 de haber comenzado a planificar ataques armados contra policías y representantes del Estado, solicitantes de asilo y miembros de la comunidad judía", indica un comunicado de la Fiscalía federal.

Sin embargo, esta reconoció que "por el momento no existen elementos sobre la preparación concreta de un ataque".

Según la agencia de prensa alemana DPA, estos militantes son sospechosos de pertenecer al movimiento llamado de los "Reichsburger" (ciudadanos del Reich alemán), nostálgicos del III Reich de Adolf Hitler, integrado por algunos miles de personas.

Reúne a una multitud heterogénea en la que se mezclan neonazis, adeptos a la teoría del complot, aunque también hay personas con creencias esotéricas.

Vigilados desde tiempo atrás, los "Reichsbürger" eran conocidos por su rechazo a reconocer a la administración alemana, y a pagar sus impuestos, cotizaciones sociales y multas.

La mayoría ha creado un Imperio alemán ficticio, que incluye territorios perdidos por el país en el siglo XX y que cuenta con sus dirigentes autoproclamados.

Según fuentes cercanas a la investigación, revelada este miércoles, algunos miembros del grupúsculo se llaman entre ellos "druidas celtas".

Uno de ellos en particular, druida autoproclamado, se hace ver en internet vestido con el atuendo de los ministros del culto celta.

Según la inteligencia interior alemana, el movimiento de los "Reichsbürger" cuenta actualmente con unos 10.000 miembros.



Fuente: AFP