Reina, sombreros y caballos

La etiqueta del hipódromo de Ascot da lugar a los estilos más extravagantes
A partir del año 2012, la mítica carrera del hipódromo de Ascot endureció su protocolo de vestimenta: adiós a las minifaldas, transparencias y tocados en la competencia. El resultado: la creatividad en el uso de los sombreros, que añadió un toque de gracia a la carrera: ahora también es deporte nacional -y mundial-elegir el sombrero más interesante, el más lindo y el más espantoso. Realeza, deporte, tradición, buen gusto y del otro, todo un fin de semana.

Populares de la sección