Rematarán un local comercial ubicado en plaza Independencia

El inmueble fue utilizado como sucursal de La Pasiva

La venta judicial de un local comercial en el Centro es una de las actividades más destacadas que presentará el mercado de inmuebles para el cierre de febrero. La actividad estará a cargo del rematador Mario Molina Alonso.

La propiedad es un local en el que funcionaba un bar de La Pasiva. Ubicado sobre la plaza Independencia 834, el padrón Nº 5.846/002 tiene un área de superficie de 285 m².

En referencia a las condiciones, el mejor postor deberá que depositar por concepto de seña el 30% de su oferta. El pago tiene que efectuarse en efectivo o letra de cambio así como la comisión del rematador, en monto que asciende al 3% más IVA de la oferta.

Por su parte es responsabilidad del vendedor la comisión del rematador, que equivale al 1% más IVA sobre el precio del remate, así como los gastos originados por el mismo. El comprador tendrá que pagar los gastos de escrituración, honorarios, certificados, tributos, impuestos y demás que la ley ponga a su cargo.

Con relación a posibles deudas existentes en el inmueble, se podrá descontar del saldo de precio, exclusivamente el impuesto de Enseñanza Primaria y la Contribución Inmobiliaria a la fecha de remate, teniendo el mejor postor un plazo de 20 días para integrar el precio. Acerca de la situación tributaria ante el Banco de Previsión Social, respecto de las construcciones, se carece de información actualizada.

La documentación y los antecedentes del inmueble están a disposición del público en la oficina judicial, esto en Pasaje de los Derechos Humanos 1309 -piso 1º-.

El remate será mañana a la hora 10.30 en Uruguay 826, en la sede de la Asociación de Rematadores. Los lectores que deseen obtener más información deben de comunicarse con el teléfono 099 634 318.