Retrato solemne de un músico crucial

El integrante de Los Shakers bajo la mirada de Bednarik
El director Santiago Bednarik se dedicó a explorar la vida de Hugo Fattoruso, uno de los músicos nacionales con una de las trayectorias más eclécticas y prolíficas del país.

Fattoruso, un largometraje que funciona como una biografía del músico narrada de forma cronológica. En casi una hora y media, Bednarik recorre la carrera profesional del pianista y multinstrumentista mientras que, a través del testimonio del retratado y sus familiares y colegas, se esbozan algunos de los aspectos más personales de su vida.

Con un trabajo de investigación que recorre un extenso archivo personal de Fattoruso y sus allegados, Bednarik se propone presentar al hombre detrás de las teclas de manera sencilla pero efectiva, mediante un repaso de su vida en Uruguay, Argentina, Estados Unidos, Brasil y, nuevamente, Uruguay.
El documental recorre inicialmente los comienzos musicales de Fattoruso junto a su hermano Osvaldo y su padre en la formación original del Trío Fattoruso, grupo que décadas después integraría junto a su hijo, el bajista y músico Francisco Fattoruso.

Posteriormente, la película puede dividirse en capítulos imaginarios a través de los diferentes grupos y géneros que el artista integró y recorrió en su vida.

Así es que se presenta en orden cronológico la "beatlemania" rioplatense detrás de Los Shakers en la década de 1960, al igual que el culto generado detrás del grupo Opa, formado por los hermanos Fattoruso en la década de 1970 mientras vivieron en Nueva York.

También se narra el pasaje del pianista por Brasil, país donde amplió su legado mediante las colaboraciones con músicos como Djavan, Chico Buarque y Milton Nascimento, que tuvieron lugar antes de su regreso definitivo a Uruguay, donde formó parte de la banda de Jaime Roos y construyó una prolífica carrera como solista.

Homenaje en vida

En su primer documental, Bednarik no desaparece de su propia película y su presencia es escuchada en las interacciones con Fattoruso y un sinfín de invitados que ayudan a construir el relato principal detrás del largometraje, el que se presenta más como un homenaje en vida al artista que una exploración de la persona detrás de la figura.

El largometraje sí deja en claro el peso local e internacional que Fattoruso logró como músico. Entrevistas a músicos que tocaron con él o que fueron influenciados por su música, como Rubén Rada, Jaime Roos, Fernando Cabrera, Fito Paez y Litto Nebbia ayudan a dejar esto en claro.

Sin embargo, los propios relatos de Fattoruso y de figuras como sus exparejas y sus hijos dejan entrever otro relato igual de interesante para explorar el futuro: la historia de un músico que fracasó en múltiples ocasiones a la hora de capitalizar económicamente su éxito y trotó por tantas ciudades como amantes tuvo y familias formó.

fattoruso trailer

De la misma forma, el tiempo de producción de la película parece revelar un contraste de estilos a la hora de presentar y encuadrar las entrevistas, un aspecto que se evidencia principalmente con el testimonio de Osvaldo, que parece ser parte de otra película y queda un poco anacrónico.

El apunte es un hecho menor dentro de un documental disfrutable que combina de forma natural la música de su homenajeado con las imágenes y animaciones que aparecen en pantalla.

Con Fattoruso, Bednarik continúa su desarrollo como documentalista y muestra un mayor abanico en su rol detrás de cámaras.

Atención a:

El archivo
Fotografías y videos inéditos construyen un relato visual rico de la carrera del músico.

Los entrevistados
El documental incluye las apariciones de Rubén Rada, Fito Páez, Jaime Roos y otros músicos.

La música
El candombe, el jazz y el rock se integran como banda sonora del filme.

Fe de errores: una edición previa de la nota nombraba a Sebastián Bednarik como el director del documental, en lugar de Santiago Bednarik.

Populares de la sección

Acerca del autor