Romario, de campeón del mundo a factor clave en el impeachment

Romario es senador del estado de Rio de Janeiro y será uno de los que votará a favor de la destitución de Dilma Rousseff

El proceso de impeachment en Brasil está muy avanzado y casi se descuenta que el Senado dará el visto bueno a la decisión de la Cámara de Diputados para dar comienzo al juicio político. De esta manera, mientras Rousseff se aleja transitoriamente de su cargo, los senadores tendrán 180 días para emitir el veredicto final. Es por eso que algunos de los miembros de la Cámara Alta ya comienzan a decidir si su voto será a favor o en contra de la continuidad de Rousseff.

Pero la crisis política del gigante norteño también vincula al fútbol, otra de las grandes pasiones de los brasileños. Mientras que la cadena Globo, propietaria de los derechos de transmisión de los partidos, pospuso los partidos del fin de semana pasado para poder transmitir en vivo la votación de los diputados, uno de los senadores que votarán en el correr del proceso tiene guardada una página en la historia del fútbol del país.

Romario es recordado por la mayoría como uno de los abanderados de la selección brasileña campeona del mundo en Estados Unidos en 1994. Además, ese año también logró el Balón de Oro al mejor jugador del torneo. Sin embargo, hoy Romario destaca en la política brasileña por su condición de senador del Partido Socialista Brasileño por el estado de Rio de Janeiro, cargo que lo habilita a participar de la votación del impeachment a desarrollarse en el Senado en las próximas semanas.

Luego de la votación del pasado domingo, que dejó a Rousseff al borde de la destitución, Romario declaró que en la votación del Senado estaría a favor del proceso de impeachmet, dado que considera que se le debe "poner un punto final a este gobierno corrupto".

"Hoy fue un día histórico para nuestro país. La Cámara de Representantes acaba de aprobar la destitución de Dilma Rousseff. Ahora, el juicio llegará al Senado y voy a tener la oportunidad de votar 'sí' para ponerle punto final a este gobierno corrupto", escribió Romario el lunes pasado en su cuenta de Instagram. Además, agregó que pese a que "el proceso de destitución es doloroso para el país" es un mecanismo que funciona como "la medicina amarga que receta el médico. No gusta pero sabemos que es una manera de tratar de curar nuestra enfermedad".

Además, el exfutbolista escribió ayer que el líder de su partido en el Senado confirmó su nombre como unos de los miembros de la comisión que elaborará el informe que luego votará la Cámara. "Voy a cumplir la función con responsabilidad y ética, como todo lo que hago aquí en el Senado", expresó Romario.


Populares de la sección