Rumbo al período de entore, la cría vacuna se enfrenta a nuevos desafíos

El taller de diagnósticos de preñez de INIA Treinta y Tres, estimó un 70,6% de gestaciones
El XIV Taller de Diagnósticos de Gestación Vacuna realizado en INIA Treinta y Tres marcó que es mucho lo que hay para trabajar en la cría vacuna y estimó que este año la tasa de preñez promedio será 70,6%, tres puntos menos que 2015. Si bien el porcentaje es mejor que lo esperado, traslada hacia adelante un problema reproductivo para la próxima zafra que será necesario observar atentamente.

En síntesis, esos fueron los temas remarcados por los veterinarios que se dieron cita el pasado miércoles 22 en la Estación Experimental del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA).

La coordinadora del taller, la investigadora de INIA Graciela Quintans, rescató un concepto mencionado por Pablo Nieto (Cardona), demostrado a través de los 14 años de este estudio, referido al compromiso de todos los participantes y que gracias a su aporte ha permitido mantener este ámbito. También resaltó el convencimiento de que es importante tener una instancia de este tipo para discutir la cría una vez al año reuniendo a agrónomos, veterinarios y productores.

Un vez más sobresalió que el sector de la cría es el último eslabón productivo en recibir los incentivos del mercado. Por otro lado, hubo coincidencias en la falta de condición corporal de los vientres. Además, es fundamental la condición corporal de la vaca al parto para lograr luego buenos índice de preñez, destacaron a El Observador Agropecuario Nieto y Gustavo Sacco (Florida).

En el resumen de la jornada, Santiago Bordaberry (Durazno) opinó que hay mucho productores que ajustan la carga animal y en muchos de los predios evaluados se pudo observar ese detalle que impacta en el mejor manejo de la producción forrajera. En el caso de los que no hacen ese ajuste, mejoran el campo y le agregan comida para poder tener la rotación necesaria. También hay un universo de productores que no lo pueden hacer por razones culturales o financieras y tienen resultados promedios, dependiendo de los efectos del clima.

Hay que entender que los resultados ganaderos en Uruguay los determina el clima, dijo Bordaberry.

Por eso, hay que entender que los resultados ganaderos en Uruguay los determina el clima, más que el trabajo de los productores. "En nuestra zona, el año pasado y este año han sido muy duros, por eso han sido bajos los resultados. Pero mirando los 14 años de estos talleres de preñez se ve que es poco lo que ha cambiado y que hay mucho por delante", dijo Bordaberry.

Andrea Alvez (Proyecto Pequeños Productores) destacó la importancia de los ajuste de carga animal y la concentración de los entores a nivel de los pequeños productores, para que a nivel de comercialización la venta se haga en forma concentrada y no en "lotecito".

Remarcó que hay muchos pequeños productores que no tienen asesoramiento técnico por un problema de costos y hay muchos de ellos que por esa razón nunca han hecho el diagnóstico de gestación.

Gabriel García Pintos (Lavalleja), quien auguró que al sector le queda mucho trabajo, opinó que se viene un invierno muy difícil, pero que están las investigaciones y que en este país se sabe cómo salvar los ganados después de preñarlos. Nieto definió que este año habrá que trabajar mucho con las vacas, principalmente con las vacas preñadas tarde.

La carga animal

Pablo Marinho (Cerro Largo)coincidió con Bordaberry y consideró que habrá que trabajar fuerte para preñar las vacas el año que viene, puntualizando sobre aspectos de carga señalados por algunos de los asistentes. Es cierto ese aspecto, pero también hay que ser rentables. A su vez, la garrapata y la brucelosis son problemas que se pueden manejar. "Aquí hay que darle comida a las vacas para preñarlas y es claro que si le ponemos una vaca a un toro es para que se preñe". Emilio Machado (Rocha) destacó el caso de un campo arrendado donde el único margen que iba a tener el negocio era la cantidad de terneros destetados. Por lo tanto, no es solo preñar muchas vacas en el rodeo, sino lograr calidad de preñez, de forma que el porcentaje entre las pariciones y el destete sea el más bajo posible.


Populares de la sección

Acerca del autor