Ruralistas le plantean deberes al gobierno

Jorge Riani, nuevo presidente de la Federación Rural, exigió mejoras tributarias, sanitarias, de gestión y en los mercados
El nuevo presidente de la Federación Rural (FR), Jorge Riani, en el acto de asunción del cargo pronunció anoche un discurso en el que planteó una serie de exigencias al gobierno y cuestionó varias de sus decisiones y procedimientos.

Riani, productor artiguense, exigió políticas claras, afirmó que el sector no resiste un tributo más, denunció que en materia sanitaria no se trabaja bien, pidió que el Estado baje sus costos en vez de amenazar con nuevos tributos, pidió que se mejoren las condiciones comerciales para acceder a los mercados y, de postre, recordó promesas incumplidas del presidente Tabaré Vázquez (ver Apunte).

En la sala estaba Enzo Benech, subsecretario de Ganadería, Agricultura y Pesca, quien tras el discurso tuvo un mano a mano con Riani que duró pocos segundos. Serio, el jerarca le dijo: "estamos a las órdenes". También con seriedad, Riani respondió: "sé que sí".

El nuevo presidente, quien sucede en el cargo a Fernando Dighiero, comenzó su oratoria con una fuerte autocrítica, a tal punto que afirmó que es necesario "jerarquizar y profesionalizar" a la FR, afirmando que es un gremio "amateur, desprofesionalizado", marcando como objetivo lograr una institución "más representativa, no tan presidencialista, más democrática".

Riani hizo una fuerte autrocrítica: dijo que la FR es un gremio "amateur, desprofesionalizado".

Volviendo a la lista de reclamos al gobierno, mencionó la necesidad de políticas "estables y a largo plazo, claras, sin cambios, definidas antes sobre todo de comenzar cada período".

En el aspecto tributario, afirmó que "el sector no resiste ni un tributo más, sobre todo impuestos fijos, impuestos ciegos, impuestos que desestimulan a los productores a invertir; por lo tanto, hace que se produzca menos, y por ende ingresan menos divisas al país, y por sobre todas las cosas hay menor redistribución de ingresos a nivel de la sociedad".

Aclaró que no se trata solo del monto; también cuestionó la frecuencia de los pagos, citando que el productor vive atento a adelantos, anticipos, vencimientos y cuotas en varios tributos; "tenemos que ir una o dos veces por semana al contador", lamentó.

Citó después que cuando se vende un ganado, entre la revisación y el cobro pasan más de 60 días, lo que establece la necesidad de recurrir a financiamientos en bancos u otras instituciones, lo que luego se hace muy difícil pagar y genera endeudamiento.


Grave denuncia de Riani: en materia sanitaria en Uruguay "las cosas no están bien".

Cuando consideró las políticas sanitarias, enfatizó estar convencido de que "las cosas no están bien: la garrapata se extiende por todo el país y eso los del norte lo sabemos muy bien". Añadió que "la campaña de la brucelosis tiene problemas; no está funcionando bien". Y recordó los problemas generados por la detección de ethión en carnes exportadas a Estados Unidos.

"Lo que pretendemos es involucrarnos", dijo, "pues nadie mejor que nosotros sabe lo que pasa en cada rincón del país", y de inmediato puso a las órdenes del gobierno la red de entidades federadas de la FR, pero reclamó que los delegados puedan tener una participación activa y que sean escuchados a la hora de adoptar decisiones.

En materia de política económica, señaló que hay dos maneras "de arreglar las cuentas": una es aumentar los tributos, "una amenaza grande que tenemos", y otra bajar los costos del Estado.

Asimismo, reclamó una mejora en la gestión de las empresas estatales y dijo estar triste por haber escuchado en el Congreso de la FR, en Florida, al economista Ignacio Munyo decir que las empresas públicas uruguayas son las más ineficientes de Latinoamérica. "Debemos elegir mejor a los directores, directores con capacidad, no directores políticos", y "que velen sobre todo por el patrimonio de los uruguayos", reclamó.

Riani, presidente ruralista, exigió directores de empresas estatales "con capacidad, no políticos".

Además, planteó que el ministerio de Relaciones Exteriores interceda para bajar los aranceles, porque están en juego para algunos US$ 400 millones y para otros US$ 600 millones, "que se podrían redistribuir en el resto de la sociedad". "Y tenemos que insistir con los TLC", remarcó.

Un debe histórico


Finalmente, entre otras consideraciones, mencionó que trabajará con su equipo para que los niños en las escuelas tengan una adecuada educación en temas relacionados con el sector.

Las promesas del presidente Vázquez


Sobre infraestructura vial, Jorge Riani recordó las promesas que el presidente Tabaré Vázquez hizo cuando asistió al Congreso de la Federación Rural del año pasado, de arreglar las rutas 4 y 30 y caminos departamentales, "en una zona olvidada donde lamentablemente hoy las ambulancias de Artigas salen por Brasil; no es lo que tenemos que tener en un país que pretende tener crecimiento, desarrollo".




Populares de la sección