Salas de lactancia obligatorias en las instituciones médicas

La Universidad no quiere esperar por un plan público privado
El Sindicato Médico del Uruguay (SMU) anunció la elaboración de un acuerdo de género sobre maternidad que beneficia a las trabajadoras médicas. El documento busca proteger el período de lactancia y tiene en cuenta "las características especiales del sector de salud en cuanto a su funcionamiento".

La vocera del SMU, Soledad Iglesias, dijo a El Observador que este acuerdo es "histórico" y que logrará evitar "situaciones en donde existieron dificultades", ya que antes las trabajadoras debían negociar ciertos aspectos vinculados a la maternidad con los empresarios médicos. "Esto es poner en práctica y firmar un acuerdo donde se van a dejar estampados puntos que se tienen que cumplir", sostuvo.

El documento estipula que en todas las instituciones médicas, tanto públicas como privadas, debe haber al menos una sala de lactancia para las funcionarias. "No es lo mismo una sala de lactancia para las usuarias que una sala de lactancia para las trabajadoras médicas", explicó Iglesias. Ese espacio debe contar con una heladera especial para las madres y tiene que ofrecer privacidad.

Además, el acuerdo regula el horario de las especialistas cuando están cursando el período de lactancia. La reglamentación previa estipulaba que cada ocho horas trabajadas, las mujeres tenían dos medias horas para la extracción de leche. "Las guardias nuestras generalmente son de ocho o más horas, entonces lo que se plantea en este convenio es extender el tiempo de amamantamiento según la cantidad de horas trabajadas", indicó Iglesias.

Por otra parte, la licencia maternal también está contemplada en el documento. La vocera del SMU explicó que las guardias pueden quedar con menos funcionarias en estos casos, por lo que el acuerdo explicita que esas vacantes deben ser cubiertas.

En tanto, cuando la madre vuelve de la licencia, las condiciones laborales tienen que ser las mismas que regían antes de que se fuera. "Esto es extremadamente importante para nosotros (...), porque se tenía que negociar y al no estar escrito, era un poco difícil llegar a la negociación", subrayó Iglesias.

Si bien el acuerdo ya comenzó a regir, Iglesias explicó que darán un breve plazo para que las instituciones instalen las salas de lactancia. El texto fue firmado por representantes del SMU, del Ministerio de Trabajo, del Ministerio de Salud Pública y de los empresarios médicos.

Acuerdo controlado
El documento prevé la creación de una comisión que supervisará que se cumplan todos los puntos estipulados. De no ser así, también recepcionarán denuncias por incumplimiento.