Salto tendrá su centro educativo inspirado en el Jubilar

El obispo Pablo Galimberti lidera el proyecto; se estudia la posiblidad de instalar una escuela agraria para adolescentes

El modelo del liceo Jubilar (Casavalle) se sigue replicando. Esta vez, la idea llegará hasta Salto, donde un grupo liderado por el obispo Pablo Galimberti trabaja para ofrecer una propuesta educativa integral a una de las zonas más marginadas de la ciudad: barrio Artigas.

Galimberti, quien también fundó el liceo Francisco de Paysandú (gratuito de gestión privada), dijo a El Observador que el proyecto de Salto ya cuenta con un terreno cedido por los salesianos, próximo al Centro de Rehabilitación de Salto. Actualmente, los responsables están recorriendo la zona para conocer a las familias y sus necesidades. También se han mantenido reuniones con las escuelas públicas de la zona.

En ese sentido, adelantó que por el perfil de los habitantes y la configuración del barrio, los ideólogos del proyecto están pensando en instalar una escuela agraria para educación media, en lugar de un liceo. No obstante, aclaró que todavía no hay una decisión tomada, ni tampoco fecha de inicio del centro educativo.

El obispo manifestó que para llegar a esto, primero se comenzará a trabajar en la zona, ofreciendo a los niños y adolescentes clases con estudios vigilados. Destacó que esta actividad comenzará en los próximos meses en la capilla que los salesianos tienen en el terreno cedido. A su vez, dijo que se está trabajando para constituir una herramienta jurídica –una fundación– que permita continuar avanzando en la iniciativa. Expresó que el centro educativo "inspirado en el liceo Jubilar" será gratuito y con gestión privada, por lo que la idea es que se financie con el aporte de privados.

Ya son nueve

El proyecto de Galimberti para Salto será el noveno centro educativo gratuito de gestión privada que existe en el país. La semana pasada se inauguró oficialmente el quinto liceo con esta modalidad, denominado Espigas. Se encuentra en Puntas de Manga y es gestionado por la fundación Retoño. Los otros cinco son el liceo Jubilar, ubicado en Casavalle y bajo gestión de la Iglesia católica; Impulso, liceo laico de Casavalle gestionado por la fundación que lleva el mismo nombre; Providencia, ubicado en Casabó bajo el movimiento católico Schoensttat; y el liceo Francisco, también de la Iglesia católica y ubicado en el departamento de Paysandú.

A su vez, en Casavalle se inauguró el año pasado el colegio Los Rosales, gratuito de gestión privada dirigido por Opus Dei, al igual que el centro educativo Los Pinos, ubicado en el mismo barrio. También el año pasado se inauguró en el centro de Montevideo, Ánima, un bachillerato tecnológico en Administración y TIC (Tecnología de la Información y Comunicación).

Populares de la sección