Se equilibran los precios en una primavera tardía

Otro factor que incide en ese escenario es una menor oferta de novillos
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

El mercado de hacienda, después de haber perdido terreno a mitad de diciembre, fue recuperando el valor hasta la segunda semana de enero, a partir de la cual hubo un ajuste en los valores que se mantienen en equilibrio en las últimas dos.

Hubo un cambio en la situación de la industria. Algunas están compradas por una semana e intentando bajar los precios y pasan valores menores a otras que necesitan abastecerse de ganado.

La oferta no es abundante, pero sí suficiente para cubrir una faena mayor a las 44 mil cabezas. La situación forrajera permite a los productores resistir y los menores valores propuestos por la industria no se han convalidado.

La referencia del novillo se mueve en el eje de US$ 2,90 por kilo en cuarta balanza, lográndose algunos centavos más por los novillos de punta. La referencia para la vaca cayó a US$ 2,60 y US$ 2,65 por las mejores. Hay mayor oferta de vacas que de novillos, lo cual hace suponer que en las semanas siguientes éstos van a defender mejor el precio que las vacas.

En ovinos, aunque con entradas más largas y con ajuste en los valores, se colocan todas las categorías. La referencia para el cordero es US$ 3,35 por kilo, el borrego entre US$ 3,25 el capón US$ 3,00 y la oveja US$ 2,75 por kilo.

Mientras, el mercado de la reposición está muy demandado y con poca oferta, con los compradores buscando categorías de invernada. Hay preferencia por negocios cortos para aprovechar la oferta de forraje. Ante la falta de vacas de invernada, la gente se vuelca a las piezas de cría.

El miércoles 25 se realizó el remate de Pantalla Uruguay, donde se colocó prácticamente toda la oferta. Las categorías que tuvieron la mayor suba respecto al de diciembre fueron las piezas de cría que subieron 14% a US$ 339 la pieza, los novillos de 2 a 3 que subieron 15% a US$ 1,65, los novillos de 1 a 2 US$ 1,74 con un 4% de suba y las vacas de invernada a US$ 1,24 también con un 4% más.

La faena semanal se mantuvo estable, siendo 1% mayor a la anterior alcanzando a 44.685 cabezas, 2,2% mayor en la comparación interanual. Las vacas superan por quinta vez consecutiva el 50% del total, llegando a 22.895 cabezas, 2,6% menos que la semana previa y 1,7% por debajo que un año atrás. La faena de novillos se ubicó en 20.947 cabezas, un incrementó de 6,6% entre semanas y estuvo casi 11% por encima en la comparación interanual.

La faena de ovinos trepó a 22.259 lanares, 3,2% más que la semana previa y 40% más que un año atrás. Las ovejas cayeron 26% en una semana, a 5.395 cabezas. Por otro lado, los corderos totalizaron 11.709 cabezas en la faena, lo que establece un incremento de 12% semanal y del 46% en la medición interanual.

Precios de exportación


El precio promedio de exportación de la carne bovina alcanzó a US$ 3.200 por tonelada, 7% menos que la semana previa y 9% menos en la comparación interanual. El acumulado anual trepa a US$ 3.309 por tonelada, un 7,2% menos que en 2016 cuando alcanzaba a US$ 3.566.

En carne ovina llegó a US$ 4.951 por tonelada, con una suba de 27% y de 22% en la comparación semanal e interanual, respectivamente. El acumulado anual, US$ 7.675, es un 11,6% superior que en 2016, cuando llegaba a US$ 4.189 por tonelada.