Se inició otra vendimia con la vista en los viñedos y en el cielo

La no ocurrencia de lluvias pronosticadas fue una buena noticia para el sector
Las lluvias que se habían anunciado para los últimos días no se concretaron y eso fue una buena noticia para el sector vitivinícola. La vendimia se inició, pero no ha llegado a su momento de mayor intensidad y si llueve ahora en forma intensa puede instaurar un serio problema generando pérdida de calidad y adversidades sanitarias.

Julio Giménez, directivo de la Organización Nacional de Vinicultores, coincidió al señalar que "el panorama mejoró, por suerte los pronósticos de mucha lluvia para estos últimos días no se han cumplido, al menos en la zona sur del país", por lo cual se está percibiendo una buena calidad en las primeras uvas cosechadas, sin la aparición de grandes dificultades.

La vendimia recién se inició, según comentó, estimando que no se ha cosechado más del 20% de la uva con destino a la labor de vinificación en las industrias.

Giménez precisó que, pese a eso, todos en el sector permanecen en estado de alerta, porque el estado del tiempo ahora es muy cambiante y la eventual ocurrencia de lluvias intensas podría instaurar un escenario adverso.

En tanto, Luis Gatto, enólogo de la bodega Traversa, comentó que "no es una vendimia como la del año pasado, donde tuvimos calma para poder esperar bien a la maduración de las uvas".
Este año, dijo, hubo algunas lluvias que fueron intensas al cierre de enero e inicio de febrero y como se anunciaron más precipitaciones, por ahora no cumplidas, "lo mejor es estar muy atentos y apenas se pueda ir cosechando".

La producción de uva de este año permitirá vinificar al menos 65 millones de litros.

En el caso de esta empresa, "ya se inició la cosecha de las variedades blancas, Chardonnay y Sauvignon, y estamos moliendo la Moscatel, para vinos rosados y de mesa".

Lo que se ha cosechado en una vendimia aún incipiente, "está bien, viene todo bien", remarcó.

En relación al estado de las plantas en los viñedos, "hay algunos focos para estar atentos, pero en líneas generales está todo bien, solo que tenemos que estar en una constante evaluación".

Si no hay contratiempos, la expectativa es que se logren 95 millones de kilos de uva que permitan vinificar entre 65 y 68 millones de litros. Se trata de una producción similar a la que se logró en 2016 y que es la adecuada considerando las demandas de los mercados interno y externo.

Hay 6.700 hectáreas con viñedos en una cadena vitivinícola que involucra a 700 productores que solo producen la materia prima y a unos 190 empresarios que además son bodegueros.

Populares de la sección

Acerca del autor