Secundaria consultará a padres y empleadores sobre plan curricular

Aspiran a tener la nueva propuesta pronta para aplicar en 2017
El Consejo de Educación Secundaria (CES) prepara para este año una discusión a nivel nacional que dé lugar a una reforma curricular para desterrar el plan 2006, que hoy se utiliza en la mayoría de los liceos del país.

El objetivo de la discusión es definir en primer lugar el rol de la educación secundaria y el perfil de egreso de sus estudiantes. En segundo lugar, y como fruto de lo anterior, la reforma curricular.
Javier Landoni, consejero del CES, dijo a El Observador que se instalará una comisión de discusión de reforma que se encargará de recopilar los insumos necesarios para diseñar los cambios.

En este contexto, durante todo el año el CES convocará a mesas redondas en las que participen diversos actores, a partir de las cuales se pueda recoger la opinión de la sociedad. A ellas no solo estarán invitados los alumnos, los docentes, los sindicatos, la Asamblea Técnico Docente (ATD), las autoridades y antiguos jerarcas. Según adelantó Landoni, también serán convocados los padres, empleadores y distintos actores del sector productivo.

"Tenemos que definir qué joven queremos, qué joven precisa la sociedad uruguaya. Además ponernos de acuerdo sobre qué necesitan saber en estos tiempos y cómo los preparamos para seguir aprendiendo", manifestó Landoni. Agregó que en esto los padres cumplen un rol fundamental .
En cuanto a la definición del rol de la educación secundaria, el jerarca expresó que es necesario actualizarlo, ya que esta se creó con el objetivo de ser un espacio de preparación para la universidad, papel que no se ajusta a los requerimientos actuales.

Cuando esto esté resuelto, el CES pretende centrar la discusión en las disciplinas necesarias, cargas horarias y figuras de acompañamiento para los estudiantes, entre otras cosas. "No queremos que la discusión se centre en decidir cuántas horas tiene que tener matemática, sino en para qué sirve la asignatura y por qué debe estar presente en la propuesta curricular", explicó.

La idea de las autoridades es que la nueva propuesta, que se aplicará en todos los liceos del país tanto de ciclo básico como de bachillerato, quede pronta para implementar en 2017.

"Estamos convencidos de que el plan hay que cambiarlo por diversas cuestiones. Y con esto hay que discutir también el sistema de evaluación y la cantidad de materias", manifestó el consejero. Al mismo tiempo sugirió que hay una cantidad de propuestas y de planes nuevos (2013, 2012 y 2009) de los que se puede sacar insumos para luego unificar.

Landoni señaló que el CES incluso está dispuesto a integrar en la discusión al Consejo de Educación Técnico Profesional (CETP), que también integra la educación media, para tomar en cuenta sus aportes. "Las propuestas de UTU parecen tener aceptación entre la ciudadanía", reconoció.

Deficiencias del plan

Una reciente investigación del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed), denominado Análisis de los procesos de formulación curricular en Uruguay durante el período 2006 - 2008 señala que el plan 2006 estuvo mal concebido desde sus inicios, ya que con él "se buscó desmantelar referentes anteriores".

La formulación del plan 2006 coincide con la llegada del Frente Amplio al gobierno. La investigación expresa que en aquel escenario había "una fuerte voluntad de cambiar el signo político e ideológico de gestión a través de nuevos programas". Sin embargo, "si se juzga por la materialización técnica lograda (por el plan) no es posible suponer que se hayan implementado cambios pedagógicos profundos".

Por su parte, el consejero del Codicen en representación de los docentes, Robert Silva, perteneciente al Partido Colorado, que días atrás habló en radio Uruguay sobre la necesidad de cambiar los programas, dijo a El Observador que el plan 2006 se caracteriza por ser un plan fragmentado en muchas asignaturas, que no contempla las necesidades de los alumnos y que no tiene continuidad con el programa que se utiliza en Primaria.

Advirtió que cuando llegue el momento, exigirá que la reforma que planea Secundaria esté articulada con UTU y vinculada con Primaria. Señaló también que el nuevo plan debe ser lo suficientemente flexible para que se pueda incorporar espacios diferentes en función de las necesidades de la comunidad.

Populares de la sección

Acerca del autor