Seis muertos tras tiroteo en Michigan

Un hombre de 45 años fue arrestado
Ataques con disparos indiscriminados en una localidad del estado de Michigan, en el norte de Estados Unidos, dejaron seis muertos, informó la policía, tras arrestar por los tiroteos a un hombre armado de 45 años.

La policía corrigió un balance previo de siete fallecidos, precisando que una de las víctimas estaba gravemente herida.

Los ataques fueron cometidos la noche del sábado en la localidad de Kalamazoo, unos 190 km al oeste de Detroit, y el sospechoso fue detenido poco después de la medianoche hora local.

El teniente Dave Hines, de la policía estatal de Michigan, dijo en una conferencia de prensa que hubo tres tiroteos: uno fuera de un complejo de apartamentos, otro fuera de una concesionaria de automóviles y el tercero en un restaurante.

"Parece que lo que tenemos es a alguien conduciendo por ahí, topándose con personas a las que les dispara para matarlas", dijo el subjefe de la policía de Kalamazoo, Paul Matyas, al canal 24 Hours News 8, afiliado a CNN.

"Esta es la peor pesadilla, cuando tienes alguien armado disparando y matando personas al azar", agregó.

En una conferencia posterior al alba, el fiscal del condado de Kalamazoo, Jeff Getting, identificó al sospechoso como Jason Brian Dalton, de 45 años.

Getting dijo que Dalton será acusado el lunes de asesinato ante la corte. Añadió que el sospechoso está acusado de disparar contra ocho personas, seis de las cuales murieron.

Informes previos que hablaban de un séptimo fallecido, una adolescente, eran incorrectos, indicó el fiscal, quien no obstante señaló que la jovencita está "gravemente herida".

Por el momento se desconocen las motivaciones del atacante, que conducía un coche Chevrolet de color azul.

El sospechoso estaba armado cuando fue arrestado en una parada en el tráfico, y no opuso resistencia, dijo Matyas.

Los tiroteos de Kalamazoo, de 76.000 habitantes, se suman a una serie de incidentes similares cada vez mas frecuentes en Estados Unidos, donde las armas son de fácil acceso y su porte está amparado en la Segunda Enmienda de la Constitución.

Entre ellos figuran el ataque de San Bernardino en diciembre pasado, con saldo de 14 muertos y 22 heridos; y la masacre en la escuela de Sandy Hook, en diciembre de 2012, que dejó 20 niños y seis adultos fallecidos.

El presidente Barack Obama dijo el 1 de enero que uno de sus principales objetivos para este año sería luchar contra "la epidemia" de las armas, a pesar del bloqueo del Congreso en este terreno.
Los ataques armados dejan unos 30.000 muertos al año en Estados Unidos, donde los tiroteos de este tipo van en aumento.

Según el portal web gunviolencearchive.org, en 2015 hubo 330 tiroteos masivos en Estados Unidos, cifra superior al año anterior, donde se registraron 281. Afectaron a casi todo el país, tanto a ciudades grandes como pequeñas.

Fuente: AFP

Populares de la sección