Senador propone restringir derechos a exreclusos como Goncálvez

El colorado Germán Coutinho presentó un proyecto con medidas de seguridad preventivas

A escasas horas de que salga en libertad el triple homicida Pablo Goncálvez, el senador Germán Coutinho (Partido Colorado) presentó un proyecto de ley para que las personas que hayan cumplido una condena judicial por ser reincidentes de delitos graves como violación, homicidio o secuestro, luego de recuperar la libertad sean controlados por cinco años más con "medidas de seguridad preventivas".

Entre esas reestricciones a sus derechos de libertad, el proyecto de ley establece la obligación de declarar el lugar donde vivirán, para hacer posible una supervisión. Las personas no podrán cambiar de domicilio sin conocimiento de la autoridad y si se aprueba el proyecto estarán obligados a adoptar una profesión o empleo, siempre que no tengan otro medio de supervivencia. Coutinho pretende también que los exreclusos -con pena ya cumplida- deban presentarse una vez por mes en la seccional policial de su barrio.

Además, si el exrecluso es adicto al alcohol o drogas al momento de salir, deberá asistir obligatoriamente a programas de rehabilitación. También tendrá restringida su libertad para acudir a determinados lugares (que el proyecto no especifica).

Otro de los incisos del proyecto de ley establece que el expresidiario no podrá acercarse a las víctimas ni a sus familiares u a otras personas que determine la Justicia. A la vez, tendrá que cumplir con programas formativos laborales, culturales, de educación vial, sexual, de tratamiento de la violencia u otros similares.

El texto no establece cómo se financiarán esas tareas a cargo del Estado.

La iniciativa señala que no respetar las medidas de seguridad preventiva se considerará un desacato.

De acuerdo al artículo 173 del Código Penal, al que refiere el proyecto de Coutinho, el desacato se castiga con tres a 18 meses de prisión.

El senador Coutinho dijo este martes a El Observador que las leyes se hacen pensando en lo general pero "hay que reconocer que ésta está inspirada en el caso Goncálvez" que el jueves recupera su libertad.

Esa persona "claramente cumplió con su pena" pero "nadie asegura que esté recuperado y no vuelva a matar", afirmó Coutinho.

Los especialistas en criminología, explicó el legislador, sostienen que en estos casos cuanto más largo es el tiempo en la cárcel hay más posibilidades de que reincidan en el delito".

"Se trata de un proyecto preventivo, dijo Coutinho a El Observador.

En la exposición de motivos, el senador colorado señaló que se busca "priorizar la salvaguarda y defensa de las potenciales víctimas y sus Derechos Humanos en particular y de la sociedad en general, por sobre el potencial victimario". "El Estado tiene la obligación de proteger a la ciudadanía y a las víctimas de delito" afirmó.

Las obligaciones que propone el senador son por cinco años.

Mientras tanto, el Ministerio del Interior trata de que la salida de Goncálvez pase lo más desapercibido posible.

El triple homicida que recuperará su libertad este jueves, luego de 23 años en prisión y haber redimido 7 años de cárcel por estudio y trabajo, había sido encontrado culpable por la muerte de tres mujeres jóvenes y la violación de una cuarta.

Al momento de los crímenes cometidos entre 1991 y 1993, Goncálvez –hijo de diplomáticos- residía en la zona de Carrasco en Montevideo.

En estas horas trascendió que podía ir a vivir a Salto –departamento donde tiene familiares y de donde es oriundo el senador Coutinho- algo que luego fue descartado.

El Ministerio del Interior no informará el lugar de residencia de Goncalvez, mientras que la organización Mujeres de Negro reclamó que se publique una foto actualizada del triple homicida que entró a la cárcel con 23 años y saldrá con 46 años.

Derecho comparado

España, Francia, Alemania, Australia, Gran Bretaña, Argentina, Chile y Estados Unidos establecieron una serie de medidas privativas de derechos para los que cometieron ciertos delitos graves como violaciones y casos de pedofilia.

Los agresores no pueden vivir en determinados lugares, no pueden aproximarse a sus víctimas ni a familiares, ni pueden comunicarse con ellos.

En Francia se permite el uso de medios electrónicos para ubicarlos y en Alemania los victimarios no pueden abandonar, sin permiso, el área donde está su domicilio.

En Estados Unidos, rige desde 1996 la llamada Ley Megan que es la publicación en la web de los datos personales de los ofensores sexuales, mientras que en Gran Bretaña se dispone de la base de datos más grande del mundo con 38 millones de huellas genéticas de violadores y homicidas.

En Argentina existe el registro de delitos contra la integridad sexual, conocido como el registro de violadores, que entre otras obligaciones impone a los que recuperen su libertad, informar dónde viven. Chile tiene una legislación similar, recordó el senador Coutinho al argumentar su proyecto.


Populares de la sección