Será agravante matar a un policía o juez

Gobierno propone aumentar la pena para los homicidios de carácter intencional

El Poder Ejecutivo envió al Parlamento un proyecto de ley que establece diferentes penas, según el tipo de homicidio intencional previsto en el Código Penal.

Refiere al homicidio que es dolo directo y al de dolo eventual.

El texto confirma la línea que sigue el gobierno de aumentar determinadas penas con la intención de bajar los índices delictivos. El texto también refiere a los asesinos de policías y jueces, lo que será considerado un agravante especial.

El dolo directo es aquel "resultado que se quiso y se previó" y el dolo eventual es el "resultado que no se quiso pero que se previó".

De manera expresa se propone que el delito de dolo eventual sea punible en la misma forma que el resultado intencional por lo que la pena será de dos años a 12 años de penitenciaría.

Se impulsa además modificar el artículo 310 del Código Penal estableciendo una pena de 20 meses de prisión a 12 años de penitenciaría cuando "mediare legítima defensa incompleta o cuando el homicidio fuera un resultado que no se quiso pero se previó (dolo eventual)".

El nuevo artículo 310 quedará redactado de la siguiente manera: "Homicidio. El que con intención de matar, diere muerte a alguna persona, será castigado con dos a 12 años de penitenciaría".

El proyecto del Poder Ejecutivo propone también que sea considerado un "agravante muy especial" cuando se asesine a un funcionario policial, un juez o un fiscal, siempre que el delito fuera cometido a raíz de la tarea que desempeñan.

El texto lleva la firma del Presidente Tabaré Vázquez y del ministro del Interior, Eduardo Bonomi, entre otros secretarios de Estado. El primero en tratarlo será el Senado.


Populares de la sección