Sergio Puglia: el divo criollo

El chef cuenta su historia en Conmigo no van a poder
El momento no podía ser mejor. Tras varios años en pareja, Sergio Puglia se casó a fines del año pasado con Horacio Correa, lo que se convirtió en uno de los eventos del año. Apenas cinco días después se publicó la biografía literaria del cocinero, empresario y presentador televisivo, Conmigo no van a poder, que de hecho dedica varias páginas a la crónica del evento e incluso contiene algunas fotografías de la ceremonia.

Más allá de su lanzamiento en un momento en el que el nombre de Puglia estaba en boca de todos, el libro del periodista Esteban Leonís es un llevadero y entretenido relato sobre la vida de esta celebridad, el divo uruguayo, mostrando etapas menos conocidas de su vida, como su infancia o su juventud en Europa y Buenos Aires.

Conocer la influencia de su madre y su padrino en su personalidad, la compleja relación con su padre (quien no rechazó su orientación sexual pero sí elecciones como la de su carrera), y el origen de su gusto por la cocina, el buen vestir y la música clásica, son algunos de los elementos que quizás de otra forma no se revelarían.

El libro cumple con el objetivo de mostrar cómo Puglia se mueve en el mundo: siempre dispuesto a ayudar y de arriesgarse por sus amigos y conocidos, pero también un hombre muy seguro de sí mismo, que logra avanzar a pesar de las resistencias económicas y sociales. A su vez, se mencionan sus momentos de dudas profesionales, personales y afectivas, algunos miedos que enfrentó y los reveses que enfrentó.

El gran problema, sin embargo, es que el libro se queda corto. Principalmente sucede con las tragedias y los aspectos negativos, pero pasa con todos los aspectos de la vida del cocinero. Las 224 páginas de Leonís podrían extenderse y profundizar más en el personaje para conformar un producto aún mejor, y ese es quizás el mayor reproche que se le puede hacer al libro, en el que se nota que Puglia está dispuesto a contar todo.

Uno de los elementos más curiosos de la publicación es la presencia al final del "recetario secreto de Sergio Puglia", que si bien incluye platos sencillos como scones o pascualina (el favorito del cocinero), son un plus atractivo para el público seguidor de este cocinero.

Puglia se inició en los medios casi por accidente, luego de acompañar a dos cocineros extranjeros a una entrevista radial. Como ninguno hablaba español, él habló por ellos, y llamó la atención del propietario de la emisora, quien después de insistir durante meses logró convencerlo de que hiciera una columna gastronómica, anécdota que también se relata en el libro de Leonís.

Sergio Puglia, como una de las figuras más constantes, queridas y célebres de los medios locales, merecía un libro que narrara una vida en la que vivió experiencias de todo tipo. Y si bien en algunos pasajes no se le hace justicia totalmente, no deja de ser un imperdible para su amplia base de seguidores y para aquellos que deseen conocer más sobre uno de los más destacados nombres propios del mundo mediático uruguayo.

Acerca del autor