Socialistas proponen aplicar un impuesto exclusivo para políticos

El PS se sumó a reclamos para rever aumento del IRPF a sueldos bajos
El Partido Socialista (PS) propuso la aplicación de un "impuesto adicional" a los cargos políticos y topear sueldos en la administración pública, entre otras medidas, para que los trabajadores que ganan menos de $50 mil pesos puedan salvarse del aumento del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

En un documento redactado por el Comité Ejecutivo Nacional, el PS advirtió que tras diez años de crecimiento, la situación económico del país se ha deteriorado y se precisan medidas urgentes para que el grado inversor de Uruguay no se desplome y quede a merced de "especuladores y usureros internacionales".

Es en ese sentido que le presentó al Poder Ejecutivo una serie de iniciativas que también implican el aumento de las tasas del impuesto al patrimonio, a las transferencias patrimoniales y a las ganancias empresariales, y la eliminación o reducción de los aportes al FONASA.

El economista del PS y director del Instituto de la Juventud, Santiago Soto, dijo a El Observador que las propuestas de su partido representan "una señal económica y política" en la que se plantea que los administradores del dinero del Estado sean los primeros en "ponerle el hombro" a decisiones que influyen sobre los salarios.

. Por otra parte, el Secretariado Ejecutivo del Frente Amplio decidió ayer elaborar una propuesta conjunta sobre medidas fiscales que será enviada a la Mesa Política de la coalición para que la evalúe.

Esa iniciativa también sugiere que se descarte la suba del IRPF a los sueldos menores de $50 mil.
El diputado de la Alianza Progresista e integrante del Secretariado, Oscar de los Santos, dijo a El Observador que la propuesta no solo pondrá el énfasis en aspectos fiscales sino que se destacará cuales son los caminos necesarios para el crecimiento de la producción y el empleo.

Documento

El documento elaborado por el Partido Socialista comienza con una advertencia y con un recordatorio. "A nadie escapa a esta altura que la situación económica del país se ha deteriorado rápidamente. Tras más de una década de crecimiento económico histórico en lo que se constituye como el período más largo de crecimiento con inclusión social y redistribución de la riqueza, acompañado de caídas drásticas de la pobreza y de la indigencia, aumentos del salario real de más de 50%, y aumentos del salario mínimo que lo ha más que triplicado en términos reales", señala.

Luego, advierte que la tasa de interés a la que el país debe endeudarse depende fundamentalmente de la calificación otorgada por las calificadoras de riesgo.

"Una buena calificación (...) implica que el país accede al financiamiento de infinidad de organizaciones en los mercados financieros mundiales que, por sus propios estatutos, sólo pueden prestar a países que dispongan de esta calificación, de forma tal que permite acceder a bajas tasas de interés. Una mala calificación implica que el país sólo podrá endeudarse con especuladores y usureros internacionales que exigirán tasas cada vez más altas de interés", señala el escrito.

. El PS considera que el paquete de medidas planteado desde el gobierno no puede compararse "con los verdaderos ajustes realizados por la derecha".

"Especialmente queremos rechazar la idea, esbozada por sectores de derecha declarada y por otros disfrazados de izquierdistas, pero que repiten el discurso de la derecha, de que el IRPF es un impuesto al esfuerzo que castiga más a quién trabaja más. En nuestro país cientos de miles de trabajadores dejan el alma en su trabajo, esforzándose de sol a sol y no pagan un peso de IRPF ya que por sus niveles de ingresos están exonerados", agregan los socialistas.

El PS propone entonces subir las tasas de patrimonio personal y empresaria, y del impuestoa las transferencias patrimoniales; estudiar los efectos de la exoneración del gravamen a los títulos públicos así como mecanismo que permitan una mayor tributación de las ganancias empresariales sin afectar la inversión y el empleo.
En cuanto al IRPF, consideran necesario eliminar el incremento en la tercera franja (la que va de $33 mil a $50 mil) , dividir la cuarta franja (que va hasta $167 mil pesos) en dos tramos, implementar una escala progresiva de aumentos a partir de la cuarta y subir el porcentaje fijo de deducciones de forma que afecte lo menos posible la tercera franja de trabajadores.

También se sugiere "eliminar la devolución del FONASA o generar acciones que reduzcan su devolución para reflejar el verdadero costo de financiamiento del sistema".
Acerca de la gestión en la administración pública se propone "eliminar posibles gastos excesivos en personas públicas no estatales y topear los sueldos de sus directores para que no puedan exceder los fijados para los ministros de Estado".

Asimismo, se plantea se plantea la aplicación de un "impuesto adicional para cargos de carácter político a nivel nacional (legisladores, intendentes, alcaldes y cargos designados y de particular confianza del gobierno nacional y gobiernos departamentales y municipales".
La propuesta del Partido Socialista también será enviada al Secretariado Ejecutivo del Frente Amplio.



Populares de la sección