SOS para la educación y el futbol: Tabárez, vuelva a las aulas

El conservadurismo del DT celeste reflejo del Uruguay, debe llevar a meditar a dónde queremos llegar

 Oscar Washington Tabárez, lo felicito: cumplió su objetivo. Usted logró, entre otras cosas, que 11 jugadores de futbol cantaran el himno nacional y se comportaran como seres humanos racionales  dentro de una campo de juego (obviando lo de Luis Suarez y sus insultos racistas y mordida a un contrario), que ganáramos la Copa América pasada y que nos destacáramos en dos mundiales.

     Dicho esto, le planteo lo siguiente: ahora que hasta usted tuvo una inconducta y fue expulsado, ¿se podrá reinventar el proceso? ¿Podremos añorar q sus pupilos algún día jueguen a algo además de aguantar los 0 a 0 buscando un contragolpe salvador como ocurre con cada uno de los combinados celestes cualquiera sea su edad o categoría?

 

    Fueron fantásticos sus logros morales y de identificación colectiva con la camiseta nacional y con  un modo de conducirse en la vida (exceptuando aquel caso de la empleada doméstica del que poco se sabe pero que muchos recuerdan, claro está). Pero volviendo a lo futbolístico: usted ha demostrado que es el entrenador más conservador dentro del planeta de la pelota. Y eso es un problema, porque usted aún cuenta con varias de las máximas estrellas planetarias.

 

   Pero no es exclusivamente eso, sino la sumatoria de decisiones que hastían lo que me hace plantearle un cambio: al goleador Edinson Cavani lo utilizó más como marcador que nueve de área hasta que las circunstancias hicieron que en esta copa fuera el 9 salvador del equipo. A pesar de que estaba psicológocamente golpeado por un drama familiar lo volvió a colocar como delantero salvador en el último partido contra Chile, con los consabidos resultados. De paso, su decisión dejó al joven Jhonattan Rodríguez con ridículos 5 minutos de juego en la Copa siendo que podría haber acompañado mejor incluso a Cavani. Pero claro, usted conoce más a Abel Hernández y en la selección el derecho de piso se paga, se sabe hace tiempo. Rodríguez -como casi todos sus otros "proyectos del proceso" que fueron a la Copa- se lleva casi como única experiencia de haber conocido la Cordillera de Los Andes y poco más. Esto, insisto, es apenas un ejemplo que no quiero ampliar. La gente conoce a todos los demás.

 En estos días en los que que sus siempre egoístas “compañeros” de la docencia concretan su tercer paro anual dejando sin clases a casi un millón de alumnos, creo que la necesidad está creada y no hay mejor momento. Podemos aprovechar y conseguir un mánager de selecciones de fútbol menos conservador y con más ambiciones de darle alas al talento mientras usted vuelve a dar una mano a la docencia: Mucho hacen falta docentes realmente comprometidos con el alumnado que menos tiene. Medítelo. Muchas gracias.


Comentarios

Acerca del autor