Stanham instó a mejorar la eficiencia en la producción de carne

Pérdidas y desperdicios representan US$ 31 millones, 2% del monto total exportado

Enviado a Durazno

El presidente del Instituto Nacional de Carnes (INACundefined, dijo que cuando no se prevén incrementos en los precios de la carne de exportación hay que trabajar para mejorar la eficiencia a nivel interno. "Hay US$ 31 millones de pérdidas, desperdicios, que representan 2% del monto total exportado de carne", indicó.

El jerarca participó de la conferencia denominada Uruguay ¿potrero del mundo?, realizada en el marco de la Expo Durazno 2017, con organización a cargo de diario El País y radio Carve.

El presidente de INAC inició su conferencia refiriéndose al peso de las exportaciones de carne en cada país productor. Allí dijo que el país que tiene una producción con las condiciones similares a las de Uruguay es Australia, con acceso a muchos mercados y una importante estrategia de marketing.

Dijo que es un referente a seguir pero también subrayó que Australia toma a Uruguay como un referente del mercado internacional de la carne. "Por eso nos tiene que dar orgullo", comentó.

Agregó que el negocio, esté en la parte de la cadena que esté, es de exportación y que todos los actores tienen que ser concientes de ello. "Uruguay exporta casi 70% de lo que produce y todo lo que crezca tendrá como destino la exportación", subrayó.

Al profundizar sobre la evolución de los diferentes mercados de la carne uruguaya en los últimos años, mostró cómo Reino Unido sustituyó importaciones de carne de Uruguay por producto importado de otros países de la Unión Europea y de Australia.

Sobre la disminución de las exportaciones de carne uruguaya a Rusia, Stanham explicó que se debieron fundamentalmente a la caída de los precios del petróleo.

El presidente de INAC analizó que la expansión de los ingresos percápita a nivel mundial cumplió su ciclo y que los precios de la carne se estabilizan entre US$ 3.300 y US$ 3.400 por tonelada.

De todos modos el jerarca dejó una puerta abierta a variaciones que podrían ser provocadas por la gran inestabilidad del contexto político internacional.

El mercado de haciendas

El presidente del INAC mostró gráficas que reflejaban que las oscilaciones de precios del mercado de haciendas para faena a nivel local acompañan los cambios del precio de la tonelada de carne vacuna de exportación.

"El precio de la carne vacuna de exportación comanda el precio de la materia prima, la zafra y poszafra puede existir o no, aunque lógicamente las variaciones climáticas influyen en el mercado", dijo.

Análisis FODA

Stanham realizó un análisis FODA (fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas) de la carne uruguaya. Entre las oportunidades señaló el acceso a mercados, promoción y marketing, entre otras.

Dijo además, que Uruguay se destaca porque la mayor parte de sus plantas frigoríficas están habilitadas a exportar.

Expresó que el 100% de las mejoras arancelarias en los mejores mercados aportarían 11% de aumento en el precio de la tonelada de carne, y en ese sentido destacó la importancia de lograr eliminar o al menos reducirlos.

Consideró que la promoción de la carne en el mundo es una de las principales estrategias de mediano plazo que Uruguay tiene. Y anunció que desde este año INAC hará estudios de hábitos de consumo de carne en los principales mercados.

También señaló que el mercado chino tiene en el comercio electrónico una gran oportunidad para explotar.

Decreto de dressing

"Voy a ver si puedo vender lo que se llama el decreto de dressing o la discusión del pago en tercera balanza", dijo en un momento de su charla el presidente del INAC, Federico Stanham.

Tras mostrar un gráfico de los rendimientos al desosado de ganados de una misma tropa, se observaban grandes disparidades. "En las haciendas gordas lo que parece homogéneo no lo es, es algo que no se ve ni en el ganado en pie, ni en tercera ni en cuarta balanza", dijo.

Comentó que la carne tiene una gran ventaja frente a otras producciones y que no es valorada: la determinación del valor individual de cada animal. Puso como ejemplo que cuando se envía una producción de granos, con su sistema de determinación de calidad por muestreo, que no siempre deja conforme al productor "cuando da bien lo atribuimos a nuestro manejo, cuando da mal dudamos del análisis"; sin embargo, en el caso de la carne está el potencial de determinar peso y calidad carcasa por carcasa.

"La ganadería no valora esa ventaja que tiene. Es muy importante saber exactamente qué es lo que vale cada animal. El 90% del valor del animal es carne, ahí se juega el partido, no en el 10% restante de los subproductos", consideró.

Advirtió sobre la responsabilidad de los productores en el manejo de los animales, tanto en el uso de productos veterinarios como en el bienestar. Señaló que el desosado es la zona del frigorífico donde más valor se agrega, y que no tiene sentido q lleguen productos a los q no se le puede agregar valor. "Cuando uno entiende estas cosas le da más valor a la cuarta balanza", sostuvo.

"Si se puede hacer medición más objetiva de la calidad de la canal en cuarta balanza, tenemos una herramienta para que el ganado valga más. La tipificación no se hará más a ojo, se medirá con un instrumento, que será de gran utilidad para frigoríficos y sistemas de producción", remarcó el principal del INAC.

El jerarca dijo que desacredita un indicador que es muy valorado por los productores, el porcentaje de rendimiento de faena, porque enmascara problemas como machucamientos, por ejemplo. Dijo que estudios del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) demuestran que hay poca correlación entre los rendimientos de faena y el tratamiento de los animales.

Información que se consulta muy poco

El presidente del INAC lamentó las pocas visitas que tiene la web del instituto, donde se publica abundante información de utilidad, vinculada con el mercado de haciendas y de la carne.

"INAC es envidiado a nivel mundial por la cantidad de información que maneja", afirmó.

En ese sentido destacó las informaciones relacionadas con el precio de la tonelada de carne de exportación, el Novillo Tipo y la relación entre el precio de la hacienda y el de exportación, entre otros.

"Hay una gran oportunidad para incrementar el valor carnicero de los animales y las herramientas tecnológicas van a estar", concluyó Stanham.


Populares de la sección