Suba de tarifas en la región hizo competitiva electricidad uruguaya

La energía que pagan los industriales dejó de ser más cara en Uruguay que en Brasil y Chile
El fuerte aumento de las tarifas de la energía eléctrica en la región y la diferente evolución del tipo de cambio llevaron a que la electricidad que provee UTE a la industria local se vuelva competitiva en un vecindario donde los servicios energéticos se encarece a un ritmo más acelerado que en Uruguay.
En el promedio de marzo, el megavatio por hora (MWh) se pagaba en Uruguay a US$ 111. Ese valor se encuentra por debajo de lo que cuesta el mismo consumo de energía en grandes países competidores de la región. En Chile costaba US$ 117 y en Brasil US$ 115 durante el último mes.

Los datos surgen del relevamiento mensual que realiza la consultora SEG Ingeniería sobre los costos en dólares de las principales fuentes energéticas y su comparativo con la región.
Esto representa una novedad para Uruguay, un país acostumbrado a quedar mal parado en los ránking regionales de precios de la energía eléctrica y los combustibles, ubicado siempre entre los países más caros.

En marzo del año pasado la energía eléctrica en Uruguay costaba US$ 129 el MWh para las industrias locales, cuando en Brasil se pagaba a US$ 120 y en Chile a US$ 107.
Un caso particular es el de Argentina. Los abultados subsidios a los servicios energéticos llevaron a que el vecino país se ubicara sistemáticamente en la última década en las antípodas de Uruguay en los ránking de costo energético, como uno de los países que posee las tarifas más bajas.
En marzo del año pasado, el MWh para la industria se pagaba en Argentina a US$ 31. Eso implica menos de la tercera parte de lo que se pagaba en Chile, la cuarta parte que en Brasil y menos aun si se la compara con la tarifa en Uruguay.

Sin embargo, con la asunción de un nuevo gobierno y la reducción de los subsidios, las tarifas de la energía eléctrica en Argentina se dispararon y treparon en marzo de este año a US$ 72 –más del doble que en igual mes del año pasado–.
De este modo, las tarifas uruguayas pasaron de estar 316% por encima de las argentinas en marzo de 2015 a 54% más altas un año después. Eso implica que a pesar de mantenerse muy por encima de las tarifas de Argentina, los precios de la energía en Uruguay achicaron significativamente la brecha con el vecino país.

Detrás de las tarifas

Hay dos factores que incidieron en esta nivelación de los precios favorables a las empresas uruguayas. Por un lado, tarifas que subieron menos en Uruguay que en sus socios comerciales –principalmente en Brasil y Argentina– y por otro, el tipo de cambio.
Si bien en el caso de UTE a principios del año las tarifas se ajustaron por encima de la inflación –más de lo que sugería incluso el propio ente–, ese incremento se vio compensado por una fuerte suba en el precio del dólar.

Mientras que la tarifa de UTE aumentó 9,85% su precio durante los últimos 12 meses, el dólar en Uruguay subió 27%. Eso explica por qué cuando se mide en dólares, la energía industrial se abarató 14% en ese período.
En Chile y Brasil el dólar también subió, pero lo hizo a una velocidad más moderada que en Uruguay durante ese período. En el caso brasileño el aumento fue de 17,6% y en Chile de apenas 9,5%.
En Argentina, la eliminación de las trabas cambiarias llevó a que en su cotización oficial el dólar subiera 71%. Sin embargo, la fuerte suba de la tarifa eléctrica compensó con creces la devaluación de la moneda argentina.

Los más caros para hogares

Si se miran en dólares, los precios de los servicios públicos en Uruguay han tendido a abaratarse en los últimos dos años de la mano de la depreciación del peso uruguayo.
A pesar de ese abaratamiento y aunque la brecha respecto a los precios en los países vecinos se achica, en materia de electricidad residencial y combustibles, sigue siendo el país más caro de la región.
Los hogares uruguayos pagan el MWh de energía eléctrica a US$ 239. Esto implica un precio 30% mayor que el de Brasil y 21% más alto que el de Chile. Si se compara con Argentina, se encuentra entre tres y cuatro veces más alto.

De todas maneras, la brecha se viene cerrando aunque de forma lenta. En marzo de 2015 los hogares uruguayos pagaban 50% más que en Brasil y 49% más que en Chile. Respecto a Argentina, los precios eran entre seis y siete veces más altos.


El combustible más caro de la región

En el caso de la nafta, Uruguay sigue siendo el país más caro del vecindario. Medido en dólares, el litro de nafta súper (o equivalente) se pagaba US$ 1,32 en las estaciones locales, mientras que tanto en Argentina como en Brasil su precio era de US$ 1,01, y en Chile de US$ 1. Esto implica que el combustible en Uruguay se encuentra 32% más caros en la plaza local que en los principales países de la región, según los datos recopilados por SEG Ingeniería. De todas maneras, la brecha con los distintos países de la región se fue achicando. En marzo del año pasado llegó a ser de 43%. Desde entonces en Uruguay bajaron 18%, cuando en el resto de los países la baja promedio fue de 10%.

Populares de la sección