Supermercados reaccionan ante controles por precios

También advirtieron que abastecen solo a 30% del mercado
La Asociación de Supermercados del Uruguay emitió ayer un comunicado en respuesta a la preocupación expresada en las últimas horas por distintos sectores, respecto a la suba de los precios de los productos alimenticios.

La gremial indicó que el comercio en general y los supermercados en particular no son formadores de precios, sino "tomadores de precios", dada su ubicación en la cadena de producción y distribución, que integran junto a productores, industriales, importadores y mayoristas, entre otros. "No solo (los supermercados) no son la causa del aumento de los precios que preocupa a las autoridades, a los consumidores y a la sociedad en su conjunto, sino que muchas veces son un factor clave para amortiguar algunos aumentos", expresaron.

Por otro lado indicaron en base a estudios de consultoras independientes que esos establecimientos abastecen alrededor del 30% del mercado, por lo que el restante 70% de los productos alimenticios son vendidos a través de almacenes, autoservicios, carnicerías, ferias y otros canales de venta.

Además, la gremial recordó que la inflación anualizada de alimentos y bebidas no alcohólicas se ha ubicado en forma recurrente por debajo de la inflación general. "No son los precios de los alimentos y bebidas los que han disparado la inflación al alza y la han hecho superar la barrera del 10%", dice el comunicado.

"Llamamos a las autoridades a reflexionar respecto de estos elementos y esperamos que nuestros funcionarios puedan trabajar en las condiciones de paz y respeto que merecen, así como no sean afectados nuestros consumidores al momento de concurrir a realizar sus compras", añadieron.

El Poder Ejecutivo anunció la ejecución de medidas que buscan atenuar la escalada de precios. Por un lado, en breve se lanzará una aplicación para celulares con la cual la población podrá monitorear los precios en los comercios de Montevideo. En ella se podrá ver qué locales tienen los productos más baratos o más caros, además de que será posible comparar la variación de precios. En paralelo, inició un análisis con el objetivo de detectar posibles casos de abuso de posición dominante en el mercado de pulpa de tomate, pan envasado, aceite comestible y arroz.

También dio a conocer un decreto mediante el cual se crea en la órbita del Área de Defensa del Consumidor de la Dirección General de Comercio del Ministerio de Economía un registro de establecimientos de distribución minorista. En él deberán anotarse los comercios que estén obligados a brindar la información de precios exigidas en un decreto anterior, de 2006.

Por otro lado el PIT-CNT anunció su intención de que sean los propios trabajadores los que controlen los precios mediante brigadas que se ocuparán de monitorear la situación en determinados comercios y alertar a la población mediante intervenciones urbanas en la propia entrada de los locales. El control de precios minoristas tiene relación directa con la aceleración de la inflación, que tanto en febrero como en marzo superó la barrera del 10%.