Suspenden alto al fuego en Alepo y hay más civiles muertos

Habían pactado un alto al fuego para facilitar evacuación de civiles pero las partes volvieron a enfrentarse
Los combates entre soldados del gobierno y rebeldes en la devastada ciudad Siria de Alepo se reanudaron el martes pese a que había un acuerdo para un alto al fuego. Las esperanzas de una evacuación rápida de miles de civiles hambrientos y asediados en la zona rebelde de la ciudad quedaron en el aire.

Al menos siete civiles murieron el miércoles por disparos rebeldes contra dos barrios en manos del gobierno, según la televisión pública siria.
Rusia, principal aliado del presidente Bashar Al Asad, acusó a los rebeldes de haber desatado los enfrentamientos, tras varias horas de tregua, mientras Turquía, que apoya a la oposición, culpó a las tropas del régimen y a sus aliados.
El acuerdo de evacuación habría permitido a los miles de civiles que lo desearan abandonar las últimas posiciones de los rebeldes en la ciudad del norte, donde están sitiados desde hace más de cuatro meses por el ejército, privados de medicamentos, servicios básicos y alimentos.

Tras una pausa de varias horas, se retomaron los bombardeos contra los barrios rebeldes de Alepo, precisaron corresponsales de la AFP en el lugar y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Una pérdida de Alepo, su principal bastión en Siria y símbolo de la revolución, marcaría el fin de la rebelión en esta ciudad, cuya parte este controlaban los insurgentes desde 2012.

En cambio, la derrota de los rebeldes supondría la más importante victoria del poder desde el comienzo de la guerra, en 2011.

Controversia

Cientos de civiles murieron y casi 130.000 tuvieron que abandonar sus hogares a causa de la ofensiva de las fuerzas pro régimen, lanzada el 15 de noviembre con el fin de recuperar la totalidad de la ciudad.

En el último reducto rebelde de Alepo, principalmente en el barrio de Al Mashad, una multitud de civiles, cargados con sus pertenencias, esperaba en las calles.

Llevaban esperando desde el amanecer cualquier noticia sobre la evacuación. Muchos habían pasado la noche a la intemperie tiritando de frío bajo la lluvia.

Rusia, que apoya militarmente al régimen, acusó a los insurgentes por la reanudación de los combates.

"Aprovechando la tregua, los rebeldes se reagruparon al alba e intentaron franquear las posiciones de las tropas sirias en el noroeste de Alepo", afirmó un comunicado del ejército ruso. "El ataque terrorista fue rechazado. El ejército sirio prolongó sus operaciones de liberación".

En el bando opuesto, Turquía acusó al régimen sirio y a sus aliados terrestres -los combatientes iraníes y los del Hezbolá libanés- de imposibilitar el cumplimiento del alto el fuego.

El acuerdo, apadrinado por Rusia y Turquía y que debía entrar en vigor en la madrugada del miércoles, fue "suspendido", según un responsable rebelde y una fuente próxima al régimen.

Según los rebeldes, el régimen y sus aliados iraníes "impusieron nuevas condiciones" al acuerdo, mientras que la fuente próxima al poder subrayó que el gobierno había expresado su desacuerdo sobre el elevado número de personas que debían ser evacuadas.

Evacuación


El presidente de Francia, François Hollande, pidió el miércoles que observadores internacionales supervisen la evacuación de los civiles atrapados en Alepo, indicó la presidencia francesa en un comunicado.

Hollande pidió "que se haga todo lo posible para evacuar de forma digna y segura, bajo el control de observadores internacionales y en presencia de organizaciones humanitarias" a los civiles atrapados en esta ciudad del norte de Siria, señaló el Elíseo.

Los barrios rebeldes de Alepo están bajo un intenso asedio aéreo del ejército sirio, apoyado por Rusia desde hace varias semanas. Centenares de personas, la mayoría civiles, han perdido la vida.

El presidente turco Recepp Tayip Erdogan anunció este miércoles que hablará con su homólogo ruso Vladimir Putin para intentar salvar la tregua que permita a civiles y combatientes rebeldes ser evacuados de la ciudad siria de Alepo.

"Hablaré con Putin otra vez esta tarde", anunció Erdogan en un discurso televisado. "La situación (en Alepo) es muy frágil y complicada", aseguró.

Intensos combates se reanudaron el martes entre los soldados y los insurgentes en Alepo, segunda ciudad de Siria, donde las esperanzas de una evacuación rápida de miles de civiles hambrientos y asediados en el reducto rebelde quedaron en suspenso

Además, el acuerdo que prevé la evacuación de civiles e insurgentes de la ciudad de Alepo, entre gobierno sirio y rebeldes, apadrinado por rusos y turcos, fue "suspendido" tras objeciones del régimen de Damasco.


Fuente: AFP

Populares de la sección