Talvi decidido a "convencer a los ciudadanos" de sus ideas

Va por su segundo año de recorridas y asegura tener un programa
El año pasado visitó 15 departamentos. En 2017 piensa visitar diversos barrios de Montevideo. Dice tener un programa de gobierno completo con respuestas a los temas más importantes del país. Habla de economía, seguridad y educación con críticas pero también algún elogio al gobierno del Frente Amplio. Ernesto Talvi, director académico del Centro de Estudios de la Realidad Económica (Ceres), conocido por sus conferencias económicas y salidas mediáticas que intentan advertir al gobierno en esa materia, continúa de recorrida y siembra la duda. Asegura que no lo hace desde una estructura político partidaria ni con aspiraciones electorales. Sin embargo, a su posición de creador de diagnósticos y elaborador de propuestas, le adosó una estructura de difusión y recorridas por el país, que cualquier desprevenido podría confundir con la actividad de un candidato.

El jueves 25 de mayo ofreció una charla del ciclo Encuentros Ciudadanos en el club de la Cámara de Industrias, ubicado en el predio del LATU. Talvi dijo a El Observador antes de iniciar la exposición que la noticia de su posible candidatura era un "globo sonda". Talvi fue mencionado por el extinto expresidente Jorge Batlle como una de las figuras que podría ser candidato a presidente por el Partido Colorado.

Sea como fuere, este analista que para muchos es un gurú de la economía, lanzó desde 2016 una serie de iniciativas que cualquier candidato de centro derecha podría incluir en su plataforma.

"No alcanza con tirar ideas; hay que convencer a los ciudadanos de que somos confiables", dijo esa tarde lluviosa en Portones, frente a un público mayoritariamente compuesto por empresarios. "Formulamos propuestas de gobierno pensadas desde lo técnico, pero fuera de la estructura del gobierno y los partidos", insistió.

Al comienzo, repitió sus elogios hacia los modelos educativos experimentales llevados adelante en barrios pobres de Montevideo, como el liceo Impulso en la cuenca de Casavalle. "No hay que ir a Finlandia a ver el modelo educativo; Finlandia está en Casavalle", dijo en alusión a ese centro educativo.

Con ese modelo, y bajo la estructura del Plan Ceibal, Talvi propone elegir 136 liceos en todo el país para generar un cambio en la educación. Aseguró que la brecha educativa está dada en la fragmentación social de la zona metropolitana, donde 2 de cada 10 estudiantes de Secundaria terminan el liceo si les tocó haber nacido en la periferia. Esa situación, a su juicio, genera que el resto –que es la mayoría– tenga tres opciones de salida no deseables. La primera es la informalidad laboral, la segunda es depender de las transferencias del Estado, y la tercera es el camino de la delincuencia.

Fue allí que frente a los empresarios empezó a mencionar cifras de seguridad, hizo comparaciones con países de la región y divulgó estadísticas locales que hablan del miedo de los uruguayos frente a los delincuentes.

Esa inversión en educación que (estimó en US$ 150 millones adicionales a lo actual), continuó Talvi, evitaría luego otros gastos en policías, jueces y cárceles, con lo cual se justificaría el gasto, dijo.
A la hora de hablar de los palos en la rueda que a menudo ponen los sindicatos de la educación, Talvi dijo: "Los bloqueos corporativos no pueden ser una coartada (del gobierno); eso sería una gigantesca irresponsabilidad. Los bloqueos corporativos se rompen con liderazgos. Se negocia la implementación, pero no se negocia la reforma", comentó.

En materia de seguridad también propuso imitar el modelo de Panamá en reclusión juvenil. Talvi le mostró a los empresarios un video de un centro de ese país caribeño donde los menores infractores trabajan, estudian y aprenden oficios, siempre con actividades asignadas y sin ocio que estimule la violencia. Su propuesta es instalar tres de esos centros modelo en el país, lo cual tendría un costo menor al sistema de reclusión juvenil que actualmente tiene Uruguay.
Para Talvi el sistema político uruguayo está bloqueado, ya que en ocasiones los que piensan igual no pueden votar juntos porque están atados a estructuras. "Eso queremos cambiarlo", confesó.
Al final de su intervención ante los industriales, Talvi citó al expresidente estadounidense Barack Obama, y dijo: "Nosotros somos las personas por las que estábamos esperando para cambiar las cosas, y este es el momento".
A los ojos de muchos, lo de Talvi tiene todas las características de un córner corto, como decía el histórico relator de fútbol Carlos Solé (recordado por ilustrar por radio la victoria de la selección uruguaya frente a la brasileña en el mundial de 1950 en Maracaná), cuando un equipo de fútbol tenía a su favor un tiro libre esquinado, aunque todavía no se sabe si es definitivamente un tiro de esquina.


Acerca del autor