Tasa de preñez vacuna cayó y las dificultades pueden persistir

Taller del INIA detectó que el promedio bajó 3,3% en relación a 2015 y se ubicó en 70,6%
Por Hugo Ocampo, enviado a Treinta y Tres

Las estimaciones de preñez de ganadería bovina en esta temporada bajarán tres puntos porcentuales en relación a 2015, según el XIV Taller de Evaluación de Diagnósticos de Gestación Vacuna de INIA Treinta y Tres, que ubicó el dato en 70,6%.

La actividad, que se cumple en forma anual en esta dependencia del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) –bajo la coordinación de la investigadora Graciela Quintans–, se enmarcó en una realidad reproductiva muy especial, en un año en el que la ganadería soportó problemas climáticos, en el que la falta de condición corporal fue una limitante manejada en forma coincidente por los disertantes.

El taller efectuado ayer manejó datos de veterinarios llegados de todo el país, quienes aportaron datos reproductivos de 405.492 vientres, estableciéndose el promedio de 70,6%. En 2015 la preñez estimada fue 73,9%, en 2014 fue 75,2% y en 2013 fue 81,5%. El dato de preñez más bajo se registró en la sequía de 2008/09, con 59%.

En esta zafra 2015/16 estaba la expectativa de una caída, en función de que las señales eran muy negativas, comentó Quintans.

En su opinión para algunos el dato es una sorpresa, porque incluso se esperaba una cifra menor. Entendió que la explicación la dejaron entrever en su presentación Pablo Nietto y Gustavo Sacco, citando que este fue un año en el cual muchos productores alargaron los entores. Es muy probable que en los meses de marzo y abril se pudieron recuperar unos 10 puntos porcentuales de preñez.

Quintans consideró que si es así "nos estamos comprando un problema para el siguiente año, pues vamos a tener una cantidad muy importante de ganados pariendo muy tarde y eso empieza a generar problemas".

Algunos de los disertantes plantearon las dificultades climáticas por un lado y por otro la relevancia de no aplicar las tecnologías que existen en el país.

Pablo Marinho, de Cerro Largo, destacó en su presentación que las vacas con más de tres servicios con manejo reproductivo alcanzaron un 79,8%, mientras que por sistema tradicional esa cifra se ubicaba en 51,7%. Lo mismo pasó con las vacas en segundo servicio: con manejo lograron 73% de preñez y con sistema tradicional 41%.

La tasa de preñez vacuna más alta en los últimos años, en 2013, se ubicó en 81,5%.

Según los conceptos manejados y en perspectiva se observa que la ganadería deberá enfrentar un invierno bastante difícil, con un 70% de preñez y un mínimo de muertes de 5%, habrá que pensar en las alternativas invernales para salvar estas preñeces si se tiene en cuenta que la diferencia entre la gestación y las pariciones es de un 10% a un 11%. A esto se debe sumar el aspecto climático, como por ejemplo la entrada de un posible período de falta de lluvias para los próximos meses.

Incluso todavía hay entores de invierno por falta de celos, y según las presentaciones realizadas hay errores de manejo en gente que intenta priorizar el entore de invierno, dejando de lado el ganado preñado, se sostuvo.

Los resultados alcanzados en el desempeño reproductivo de los rodeos fueron presentados a través de las estimaciones que dieron a conocer en sus respectivas disertaciones los médicos veterinarios Gabriel García Pintos (Lavalleja), Santiago Bordaberry (Durazno), Sacco y Nietto (Florida y Colonia),Marinho (Cerro Largo), Eduardo Texeira (Salto, Paysandú y Artigas) y Emilio Machado (Rocha). En la mesa de cierre destacaron que los datos manejados representan la realidad de este año y que queda por delante mucho por hacer, incluyendo enfrentar un invierno muy difícil.

Populares de la sección

Acerca del autor