Técnico de Conaprole alentó a tamberos para que trabajen en la productividad

Battistotti considera que es la mejor herramienta para enfrentar las dificultades en la lechería
En un escenario de dificultades es clave que los productores trabajen en mejorar la productividad de los tambos, que es la herramienta que tienen a su alcance para enfrentar las coyunturas difíciles, destacó a El Observador Agropecuario, el gerente del Área de Productores y Relaciones Cooperativas de Conaprole, Pedro Battistotti.

En la jornada empresarial de Conaprole que tuvo lugar el pasado martes en la chacra San José, el funcionario de la cooperativa hizo un balance de lo que ha ocurrido en el año, así como también describió un escenario de lo que puede ocurrir a futuro en la gestión de la cooperativa.

Battistotti contó a los productores lecheros lo que había ocurrido en el sector con algunas empresas industriales que se habían retirado, en tanto otras se incorporaron al país adquiriendo algunas plantas. También se refirió al escenario de los precios de la lechería nacional, porque hay casi una diferencia de US$ 0,10 entre las empresas que pagan más, como Conaprole, y las que pagan menos.

Obviamente, Conaprole lo que hace es apostar a las remisiones y a la lechería, de forma que con esos precios los productores puedan alimentar bien a sus vacas. Además tienen un sistema productivo que ya está funcionando, porque esas vacas están preñadas para poder seguir produciendo leche en 2016.

Con relación a la coyuntura de precios volátiles del mercado internacional, el funcionario explicó que la cooperativa sigue buscando las mejores alternativas, "no estamos ajenos a este escenario crítico que tiene el comercio internacional de lácteos".

Dijo que Conaprole sigue colocando productos "lógicamente a precios no satisfactorios, pero creo que el sector en su conjunto va a poder superar esta situación desfavorable".

Consultado por la capacidad de maniobra de Conaprole para superar dificultades, destacó que hasta recurrió al fondo de estabilización de precios que le propuso crear a los productores hace tres años para ahorarr ese dinero para cuando llegaran las épocas malas y que desde hace un año y medio le ha permitido a la cooperativa pagar parte del precio de la leche a sus remitentes.

Battistotti no desconoció las dificultades que tienen los productores para trabajar en sus explotaciones en la actual coyuntura, pero insistió en que se debe trabajar para dar más competitividad al sector lechero. "Tenemos que trabajar porteras hacia adentro en los tambos para mejorar la productividad; hay una brecha muy grande y un camino a recorrer muy importante con la mayoría de los tambos del Uruguay", dijo.

Por otra parte, en un quintil superior figura un convenio que integra Conaprole y a otras instituciones como el Instituto Nacional de la Leche (Inale), la Universidad República y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), entre otras instituciones que estarán trabajando para levantar las restricciones para ser más competitivos.

"Son de las cosas que nosotros podemos hacer porteras hacia adentro para tener una mejor gestión económica; lo demás son aspectos de precios determinados por los mercado", admitió el funcionario de Conaprole.
La lechería registró su mayor crecimiento en las franjas más dinámicas de empresas que representan 60% de las remisiones. Se observa que en los productores más chicos existen problemas de reinversión, demostrando que no se pudo reinvertir con la misma intensidad en todos los estratos, destacó el presidente del Inale, Ricardo de Izaguirre.

"Es claro que el productor de nivel familiar busca mejorar sus remisiones en el período de altos precios de la leche. Pero es un tema que nos preocupa" , dijo De Izaguirre. l

Buen año en la cuenca tradicional


El veterinario de Conaprole Diego Ibarra señaló a El Observador Agropecuario que en la zona de la cuenca tradicional ha sido un año bueno para la producción de leche, con ganados en buen estado y que están con mucha leche. En la zona de Florida las vacas están con una producción 14% superior a 2014, lo que significa un crecimiento muy importante. Pero por otro lado la contracara es una situación financiera y económica muy complicada. Si bien en la primavera los productores acomodan un poco sus cuentas, ya se está pensando que luego la prioridad de los técnicos será ver en conjunto con los productores cómo se pueden financiar los tambos durante el verano y el otoño, a efectos de pasar este período que normalmente en los tambos hay menos leche porque se secan las vacas y el tiempo caluroso hacen también que merme la producción.

Además, esto coincide con la necesidad de financiar las cosechas de los cultivos forrajeros de verano y las siembras de cultivos de invierno y praderas. Por supuesto que en esta oportunidad para quienes no lo hayan utilizado estará la ayuda del tercer fondo lechero.Ibarra destacó de la jornada anual de Conaprole la importancia de que el productor cuenta con la información que se le brinda. Sea buena o sea mala, el tambero tiene que estar informado, dijo.

Aprendizaje

Lo importante es pasar raya a este 2015 y que se pueda sacar algún aprendizaje, como en toda crisis, dijo a El Observador Agropecuario el presidente del Instituto Nacional de la Leche (Inale), Ricardo de Izaguirre. "Si no aprendemos de las dificultades tenemos que analizar en qué momentos tuvimos oportunidad de crecer y no lo hicimos. Creo que las empresas nacionales tuvieron un comportamiento de compromiso muy fuerte con el sector, no así las empresas extranjeras". Y mencionó además la previsión de Conaprole con el fondo estabilizador de precios.


Populares de la sección

Acerca del autor