Temer: "Brasil va a salir adelante y yo continuaré al frente del gobierno"

El presidente brasileño Michel Temer pidió que se suspenda la investigación de corrupción en su contra

"Les pido por favor de que se tomen el trabajo de escuchar de nuevo los audios. Hay frases inconexas que no tiene que ver una con la otra", aseguró Temer. "Brasil va a salir adelante y yo continuaré al frente del gobierno", añadió.

El presidente volvió a hablar este sábado y dijo que los audios que se han publicado están editados hasta 50 veces. “Me atribuyen palabras que pretenden comprometer y que insultan hasta mi inteligencia. Estoy confiado en las instituciones brasileñas y sus integrantes”, afirmó.

Temer insistió en que no existe en las grabaciones su consentimiento para comprar la voluntad de diputados y pidió suspender las investigaciones de corrupción en su contra, alegando que se basan en pruebas "manipuladas".

Además, dijo que “no ha obstruido a la justicia”. “No hice nada para meterme con el accionar de la justicia. Todo es falso”, afirmó.

Por otro lado, este sábado, el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva pidió la salida del actual mandatario y solicitó la celebración de elecciones directas en el país.


"Lo que queremos es la elección directa. Queremos que Temer se vaya ya. Podemos hasta perder, pero que sea en un proceso democrático", afirmó Lula en un encuentro del Partido de los Trabajadores (PT) en la localidad de Sao Bernardo do Campo, en Sao Paulo.

Lula se pronunció por primera vez después de las acusaciones realizadas por un empresario contra Michel Temer y que también le salpican directamente, junto a la expresidenta brasileña Dilma Rousseff, destituida el pasado 31 de agosto.

De acuerdo con una confesión realizada por los directivos del grupo JBS, la empresa pagó sobornos a Temer desde 2010 y, desde el año 2005, distribuyó entre Lula y Rousseff la suma de US$ 80 millones, siempre por los favores realizados desde sus posiciones de poder.

Lula, imputado en cinco causas penales, la mayoría de ellas por corrupción, no citó las denuncias que pesan en su contra y volvió a dejar en abierto su candidatura para las elecciones presidenciales previstas para 2018.

"Mi candidatura dependerá de muchas cosas, pero Dios quiera que la (televisión) Globo defina ya a su candidato", afirmó.

"Hay tanta persecución, tanta acusación que aparece todo el día, que me entran ganas de ser presidente", reiteró Lula, quien convocó a la militancia para la manifestación prevista este domingo en Brasil para pedir la celebración de elecciones directas la Presidencia.

De acuerdo con la Constitución, en caso de que Temer renuncie al cargo -como pide la oposición- o de que sea destituido por el Congreso o por la Justicia, su sucesor será escogido en una elección indirecta por los miembros del Parlamento.

La oposición defendía desde hacía varias semanas una enmienda para que el Congreso pueda convocar a elecciones directas en caso de que la Presidencia quede vacante y la iniciativa ganó impulso esta semana, hasta el punto de entrar en la pauta de votaciones, con el escándalo que salpicó directamente a Temer.

La cúpula del Partido Socialista Brasileño (PSB), decidió este sábado pedir la renuncia de Temer para "acelerar la solución de la crisis de gobernabilidad ya instalada", publicó el periódico Folha de Sao Paulo. El partido también firmó un pedido de impeachment del mandatario.

Lo que el PSB aún no definió, es la salida del ministro de Minas y Energía, Fernando Filho. Tampoco se decidió si se incluiría una sanción para Filho en caso de que este resuelva permanecer en su cargo.

"Ya sugerí que deje el cargo. El admitió que en 24 horas lo pensaría. Por lo tanto, el tiene libertad de quedarse, pero no en nombre del partido", dijo el presidente del PSB, Carlos Siqueira.
El partido Podemos (ex PTN) con 13 diputados, anunció la salida de la base aliada. Por su parte, el Partido Humanista de la Solidaridad (PHS) se reunirá el próximo martes 23 para seguir el mismo camino. El Partido Popular Socialista (PPS) divulgó una nota anunciando que "decidió dejar el gobierno federal".

Aliados de Temer en el Congreso, en tanto, están actuando para reconquistar a los desertores y minimizar las bajas en la base.




Fuente: EFE

Populares de la sección