Tensión en visita de ex presos políticos a batallón donde fueron torturados

Un grupo de activistas fue a visitar un cuartel y se quejan por haber sido recibidos con armas en mano; jueza ordenó que uniformados se retiren
Un grupo de 15 ex presos políticos aseguran que se sintieron presionados por militares en actividad cuando hace dos semanas fueron a realizar una inspección ocular al Batallón de Ingenieros N°4, ubicado en la zona de la Laguna del Sauce, en Maldonado, en el marco de una investigación por torturas y asesinatos en el lugar durante la dictadura uruguaya (1973-1985).

El semanario comunista El Popular publicó este viernes que nueve hombres y seis mujeres que fueron presos políticos y la jueza que investiga la causa, Adriana Morisini, fueron recibidos en el cuartel "por un grupo de uniformados antimotines y armados a guerra".

El objetivo de la visita era reconocer el lugar donde se presume los militares torturaban personas durante la dictadura en esa unidad castrense.

La jueza de la causa ordenó a los militares que se retiren del lugar. Fuentes judiciales dijeron a El Observador que Morosini dispuso la medida por "un tema de sensibilidad" y porque la guardia le pareció innecesaria, aunque al mismo tiempo a la magistrada tampoco le pareció "nada fuera de lo común".

El objetivo de la visita era reconocer el lugar donde los militares torturaban personas durante la dictadura en esa unidad castrense.

La organización de ex presos políticos Crysol reclamó por carta al ministro de Defensa, Jorge Menéndez, "aplicar la sanción más severa que pueda corresponder al jefe de Batallón por obstaculizar la actuación del Poder Judicial".

"Al llegar al cuartel la comitiva se encontró con un grupo de uniformados antimotines esperándolos y con ostentación innecesaria de armas. Sin dudas con claros propósitos de generar temor y amedrentamiento a quienes debían realizar la tarea, siempre dolorosa para las víctimas, de reconocer lugares traumáticos", señaló la carta a Menéndez.

"El hecho es revelador de una actitud negativa por parte del jefe del batallón que no puede ser ignorada ni pasada por alto, ya que no tiene nada que ver con el pasado sino con el presente actual", agregó la misiva.

Según la nota de El Popular, el día anterior a la visita de los exreclusos hubo seis oficiales del Ejército que visitaron el lugar "sin ningún tipo de inconvenientes". El semanario comunista sostuvo que solo uno de ellos reconoció el lugar donde se interrogaba a los detenidos.


Populares de la sección