Tercera baja del precio de la carne vacuna a carnicerías en dos meses

Último ajuste comprende solo a las medias reses que entregan a los carniceros
En menos de 50 días se concretó ayer la tercera baja de precio de la carne vacuna, según la medida que adoptó la industria frigorífica al reducir $ 3 por kilo, pero solo limitado a las medias reses que entregan a las carnicerías a partir de esta jornada, informaron fuentes del abasto de carnes al mercado local a El Observador.

La baja de precio comprende a las medias reses de novillos, vacas y vaquillonas, lo que representa aproximadamente 50% de la carne que se comercializa a la población, el resto es carne de traseros, delanteros y pulpas, aclaró a su vez a El Observador el presidente de la Unión de Vendedores de Carne (UVC), Heber Falero.

Los carniceros esperan recibir el listado de precios, "pero son importantes que se aclaren dos aspectos", advirtió Falero.

En primer lugar, si son solo medias reses, no comprende a toda la carne que venden los carniceros y se trata solo del 50% que comercializan. En segundo lugar, si el precio lo bajarán todos los abastecedores o solo los frigoríficos exportadores, que hacen un abasto muy limitado.

Invierno raro. En lugar de subir precio de ganados, ha venido bajando, dijo abastecedor de carne
.

Según voceros del abasto, la nueva baja del precio de la carne ocurre en un mercado que evoluciona luego de un invierno "muy raro", donde contrariamente, en lugar de subir el precio de los ganados ha venido bajando. También ha incidido la baja en la cotización del dólar, que se ha estabilizado a nivel local, y la importante faena de vacunos. Estos factores figuran entre las razones que determinaron la nueva baja del precio de la carne.

Oferta ganadera

La oferta de ganados –según la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG)– está aumentando lentamente, mientras que la industria está pasando menores valores por las haciendas con destino a faena, lo que motiva que los productores traten de no vender los animales que están prontos.

Esta visión fue transmitida a El Observador por el presidente de la ACG, Sebastián Blanco, quien sostuvo que la industria viene presionando fuertemente los precios a la baja en el mercado de haciendas. "No es que haya existido una abundancia de ganado para la venta, sino que la oferta está recién empezando a aparecer, pero además no es vendedora a los actuales valores".

En las semanas anteriores se registró un importante volumen de faena vacuna procedente de ganados de encierros que se vendieron hace tres meses. Es una oferta que figura en la faena, pero no en la comercialización, aclaró Blanco. El consignatario comentó que muchos ganados que se estaban cargando en las últimas semanas eran de engordes a corral, donde deben permanecer 110 días para su terminación.

Los precios de la industria frigorífica bajaron porque bajó la demanda ante el retiro de las cuadrillas kosher y además preparándose para cuando comience a salir la oferta de ganados y la producción de pasto. Hay que tener en cuenta que un productor con pasto puede aguantar un ganado si los precios no le conforman, actitud que sin pasto no puede manejar, explicó Blanco.

Populares de la sección

Acerca del autor