"Todo empresario desea que al gobierno y al país le vaya bien"

La deserción de la enseñanza media "es una tragedia", dijo el titular de la Confederación Empresarial
Lo que más llama la atención al conversar con el ingeniero agrónomo Diego Balestra es el tono aplomado y sereno con el que responde, lo que contrasta con el talante confrontativo que tuvo entre fines de los años 1990 e inicio del nuevo siglo como presidente de la Cámara de Industrias (CIU). Sus convicciones –como su simpatía por el Club Nacional de Fútbol- no han variado, pero no duda en responder que lo desvela más el futuro de la educación de sus nietos que si el dólar cotiza a 20 o 30 centavos más o menos. Por eso aceptó el desafío de presidir la novel Confederación de Cámaras Empresariales que reúne a más de 30 gremiales de hombres y mujeres de negocios y que mañana será presentada en sociedad en el Hotel Sheraton.

Durante una entrevista con El Observador -en la que rehusó hablar de temas de coyuntura- aseguró que la flamante corporación se creó "para sumar porque ningún empresario le conviene que al gobierno y al país le vaya mal. Los empresarios queremos que al gobierno le vaya bien y tratamos en lo máximo de colaborar y aportar ideas", aseaguró. A continuación una síntesis de la charla.

¿Cómo define la situación actual del empresariado y cuáles son sus principales problemas?

Como confederación nos hemos puesto un conjunto de objetivos y de metas de mediano y largo plazo; por tanto de temas de coyuntura y del día a día no voy a hablar. Esos temas se los dejamos a cada una de las gremiales que integran la confederación que son las que están en el día a día. Lo que tratamos de visualizar son los problemas de mediano y largo plazo y esta confederación apunta a eso. Apunta primero a mejorar la imagen del empresario y del empresariado.

Pero seguramente tiene una visión sobre la realidad económica y empresarial del país.

Claro que tengo. Pero como asumí un compromiso desde el inicio que trabajé para conformar esta confederación quiero respetar las pautas con las cuales nos queremos manejar. Entonces, los temas de coyuntura los van a seguir manejando los presidentes (de cada gremial) como hasta ahora. La visión nuestra es que sí tenemos que hacer un país más competitivo, a tal extremo que el 11 de octubre la primera actividad conjunta de la confederación va a ser un evento público sobre competitividad a partir de un documento elaborado por empresarios de la confederación y va a ser comentado por (los economistas) Pablo Roselli y Roberto Orta, y (el exministro de Economía y Finanzas) Alejandro Atchugarry. O sea, vaya si nos preocupa el tema competitividad. Pero lo estamos abordando como un problema, dando nuestra visión y aportando posibles soluciones y propuestas. El segundo evento, a fines de noviembre inicio de diciembre será sobre educación para abordar temas como la deserción de enseñanza media que es una tragedia.

También es verdad que pueden abordar temas de largo plazo porque nunca como desde que gobierna el Frente Amplio, el empresariado hizo tanto plata. Por algo llovieron inversiones en la última década.

Yo dividiría el tema en tema en grandes partes. Yo era presidente de la Cámara de Industrias en ese tiempo y al final del 2004 el sector industrial que venía muy mal, revirtió y ya al final de ese año había crecido más de 17%.

¿Quiere decir que no fue porque gobernara el Frente Amplio?

Es cierto, hay que aclararlo, que veníamos de una caída fenomenal y el rebote fue muy importante. A final del 2004 ya se veía un cambio radical en el mundo. Los países emergentes empezaban a vivir una primavera de los valores de sus exportaciones de bienes tradicionales y eso se prolongó hasta hace un año y medio atrás. Durante ese período, evidentemente que independientemente de las medidas de gobierno, algunas que han sido muy buenas, sobre todo el fomento de las inversiones porque se dieron certezas, el período fue acompañado por una bonanza de precios de commodities. Gracias a eso Uruguay vivió en sectores que estaban prácticamente sin desarrollo un desarrollo fantástico. También ayudado por algunas cosas. No hay que olvidarse, en el sector agrícola, de lo que había pasado en Argentina con las detracciones que hizo que grandes compañías se instalaran en Uruguay y prácticamente nos enseñaran.

La idea de la confederación es que ahora que se terminó el boom y bajó la marea, ¿hay que atacar los problemas de largo plazo?

Sí. La idea es cómo en los últimos 25 años unificamos al sector empresario. Este nuevo intento es general y muy amplio; el que no está es porque no quiere. Este es un país de grandes corporaciones y las mesas tienen que tener cuatro patas.

¿La idea es ayudar o confrontar con el gobierno?

No. La confrontación es mala consejera.

¿Es parte del pasado?

Sí. Lo que tenemos que hacer los empresarios es plantear sus ideas, desarrollarlas y dar soluciones. Cuando nos encontramos frente a extremos que se plantea una idea que uno cree que es muy buena y no hay un correlato de atención, ahí pueden haber problemas. Pero de ninguna manera se puede pensar que trabajamos en la unidad de empresarios pensando en la confrontación. Esto nace para pensar el país de largo plazo, 20 años y para que el país crezca. Queremos proyectar las grandes líneas de competitividad, de inserción internacional; serán ocho áreas de trabajo: integración comercial-acceso a mercados, competitividad, educación y productividad, entre otras que preocupan a los empresarios que generan el 80% de la riqueza que genera el país. Todo empresario desea que al gobierno y al país le vaya bien porque si le va bien al país, le va bien a su empresa. Con gobiernos razonables -como los que hemos tenido hasta el momento- a ningún empresario le conviene que al país le vaya mal. Los empresarios queremos que al gobierno le vaya bien y tratamos en lo máximo de colaborar y aportar ideas. Uruguay es un país de corporaciones y hasta ahora falta una pata en la mesa.

Perfil

Empresario
63 años
3 hijos y 1 nieto
Diego Balestra es propietario de la industria avícola Prhodin SA y presidió durante tres períodos la Cámara de Industrias. Desde el lunes encabezará la Confederación de Cámaras Empresariales que reúne a casi 40 gremiales de hombres de negocios.

Acerca del autor