Tormenta todos los días

El programa De arriba un rayo pasó a integrar las tardes de Océano FM de lunes a viernes, acarreando una etapa de cambios e intercambio constante de ideas para sus cuatro conductores

Al final del disco Hijo del rigor, de Trotsky Vengarán, se puede escuchar al guitarrista de la banda, Hugo Díaz, interpretando a un robot llamado Ernesto. Esa broma, surgida del aburrimiento mientras esperaba para grabar coros, termina con el músico diciendo, como un chiste, "yo debería tener un programa de radio. Ahí sí me divertiría, no cantando en una banda de mierda".

Once años más tarde, Díaz, su compañero de banda Guillermo "Cuico" Perazzo, Federico Capra e Inés Pereyra están al frente de De arriba un rayo, que desde hace dos semanas ocupa el horario de 15 a 18 horas en Océano FM, luego de dos años emitiéndose los domingos.

"Radio Trotsky es la razón por la que estamos acá", dijo Díaz en referencia al podcast que conducían junto a Perazzo, y que fue la semilla de este programa. Luegose sumó Capra, y ahora, al transformarse en un programa semanal, decidió incorporar un cuarto miembro femenino, "para que esto no sea una despedida de solteros", continuó el guitarrista.

Pereyra, que llegó a la radio desde Montecarlo, reconoció la "intensa y divertida" primera semana, y destacó tanto la integración rápida con sus nuevos compañeros como el "respaldo" de toda la radio en esta nueva etapa. "Nosotros tenemos una relación muy distintiva que nos une, y es pasarla bien. Y cuando decidimos hacer un programa fue porque era una nueva instancia para pasarla bien. Y creo que Inés se dio cuenta que ese es nuestro motor", acotó Capra.

Los conductores se enteraron de los cambios en la programación a través de los medios y enseguida se ofrecieron como una alternativa para la radio. El inicio de esta nueva etapa diaria a partir de enero implica que todavía se estén armando nuevas secciones e instancias, y resolviendo cómo funcionar en base a las reacciones de los escuchas.

Además, los conductores destacan la colaboración de otros trabajadores de la radio (ver recuadro), y el feedback que proporcionan todos los que trabajan allí, pero también hay mucho de autodescubrimiento y autocrítica en estos primeros días.

"Estamos descubriendo los roles de cada uno en el programa", explicó Perazzo. Si bien Capra aclara que los dos músicos aún no han resuelto qué silla utilizar en el estudio, hay papeles más claros, aunque los cuatro aclaran que son muy movedizos y que todos ayudan en todo, como al momento de preparar una entrevista.

"Yo soy el fundamentalista de la música, el profesor", dijo Díaz. "Yo tengo un lugar más serio, si se quiere", se identificó Pereyra; mientras que Capra asume la identidad del personaje Amilcar Tellecha, "y cuando tomo el liderazgo es cuando el programa muerde la banquina".

La música como eje

La procedencia de dos de sus conductores, y un gusto colectivo por la música hace que esta tenga un rol preponderante en De arriba un rayo. Varias de las secciones la tienen como centro, como es "Poesía en el rock", que surgió de forma casual, y que implica el análisis de letras rockeras en inglés, traducidas al español y leídas con voz neutra.

"La primera vez que lo hicimos miramos para el control y estaban todos, incluidos el gerente comercial y el director de la radio muertos de risa", recordó Pereyra.

"También tenemos los 'Miércoles de chuponeo'", acotó Perazzo, que consisten en un foco en la música romántica, y en un "servicio" que permite a parejas llamar a la radio y contar sus historias de amor, para que los conductores encuentren una canción para esa pareja. "Es algo demodé", dijo Capra, lo que se asocia con una postura "romántica" y "nostálgica" que sus conductores tienen de la radio que escuchaban de jóvenes, pero que también se asocia al perfil de la radio.

"Océano tiene eso con su audiencia que no es que llamen a decir el programa está buenísimo, sino que les plantea un desafío mayor", explicó Capra.

Él y Díaz tienen carreras paralelas en el mundo del cine, un ámbito que les ha generado un gusto por la creación y desarrollo de personajes, que en radio tienen la ventaja de poder presentarse al público con un presupuesto mucho más bajo que en la pantalla.

Algunos ya están al aire, como Ernesto, que proviene de la mitología de Trotsky Vengarán, mientras que otros (algunas ideas propias, otras aportadas por amigos, como Guillermo Peluffo, vocalista de la banda) que tendrán su aparición más adelante, una vez que los conductores tengan el tiempo suficiente para dedicarse a ello, una vez que la formación básica del programa diario quede establecida.

Si bien Perazzo, Díaz y Capra no tienen una formación en comunicación, reconocen el aporte que presenta Pereyra en ese sentido, y el apoyo de otras figuras de la radio con una larga trayectoria en el rubro, como Gustavo Rey (conductor de Abrepalabra). Además, destacan la propuesta de la radio de que en De arriba un rayo se incorporen colaboradores y segmentos que antes estaban en otras audiciones, como las columnas de Diego Ríos (Diego de la escucha) o los compactos de Fernando "Pelu" Pereyra.

Otro lugar

Díaz destaca que el nuevo horario y trabajo semanal no solo representa un cambio en su rutina o en la de Capra, más acostumbrados a trabajos zafrales, sino que también ha permitido que el programa llegue a una nueva audiencia, sea o no fanática de Trotsky. "Dejó de ser una audición partidaria", dijo, y resaltó como los mensajes que él y Perazzo reciben en redes sociales cambiaron su eje de su trabajo musical a lo radial.

"Ellos dos se conocen desde hace 25 años y hasta ahora no se veían todos los días", acotó Capra.

Por otra parte, el cuarteto experimentó la responsabilidad de ocupar el lugar de Segunda Pelota, aún aunque los nervios autoimpuestos los hicieran albergar alguna duda. De todas formas, aclaran que se imponen "estándares altos", y que la postura es la de "ganar o ganar, si hoy empatamos la próxima hay que ganar".

A pesar de la exigencia, la tentación de aceptar siempre estuvo. "Me imaginaba estar escuchando la radio en unos meses y que estuviera otro programa y pensar ´¿Cómo no aceptamos esto?´ así fuera que ocupara este lugar estuviera bueno", concluyó Perazzo.

De arriba un rayo se emite de lunes a viernes de 15 a 18 horas en Océano FM


Acerca del autor