Trabajadores de las empresas fúnebres evalúan paro nacional

Reclaman mejoras salariales y compensaciones por desempeño laboral

El Sindicato Único de Empleados de Empresas Fúnebres y Previsoras de Uruguay (Sueepfu) estudia la posibilidad de impulsar un paro nacional en reclamo de mejoras salariales y compensaciones por desempeño laboral en condiciones de insalubridad.

En el marco de la negociación salarial, el sindicato comenzó una serie de movilizaciones y paros sorpresa en empresas puntuales, en reclamo de mejoras salariales y en contra de la "persecución sindical".

El sindicato considera que los trabajadores desarrollan tareas "delicadas" en situaciones de "insalubridad", por lo que exigen que se los compense mediante aumentos salariales y reducción de la jornada laboral de manera que pase de ocho a seis horas diarias.

Consultado por El Observador, el presidente del gremio, Nelson Vera, dijo que las condiciones de insalubridad a las que están expuestos los trabajadores no se limitan al esfuerzo físico que implica tratar con cadáveres en descomposición, sino también el impacto psicológico que esto genera. "No es normal el trabajo que hacemos nosotros. Hay gente que tiene vocación de ser médico; acá no existe la vocación de funebrero y nosotros tenemos que hacer este trabajo", agregó el dirigente.

El reclamo no es nuevo. Ya en abril de este año los trabajadores plantearon ante la comisión parlamentaria de legislación del trabajo su interés por participar de la ley de bonificación, de manera que se reduzca la jornada laboral de este rubro a seis horas diarias y se agreguen más días de descanso al año.

A esto se sumó el pedido de cómputos jubilatorios, de manera que todo aquel trabajador que lleve más de 10 años trabajando para una empresa pueda jubilarse con el 100% del último sueldo, también como recompensa por insalubridad, explicó Vera.

"Cualquier compañero que trabaje seis horas levantando cuerpos, no llega a 30 años de trabajo; no le da el físico. Y los pocos que han llegado, lo hicieron en condiciones lamentables. Algunos se jubilaron y al poco tiempo murieron", dijo en comisión el dirigente Adrián Reyes.

Ante este panorama y aprovechando la instancia de los Consejos de Salarios, el sindicato comenzó a reivindicar incrementos salariales a modo de compensación por trabajo insalubre.

Según Vera, el rubro nuclea entre 1.500 y 1.800 trabajadores cuyo salario promedio es de $ 15 mil, lo que, según el gremio, no coincide con los beneficios que obtienen las empresas de ese sector.

"Las empresas fúnebres son potencia, ganan mucho dinero, pero ese dinero que ganan no lo distribuyen como correspondería con los trabajadores", opinó.

En medio de este contexto y con los pocos avances que entienden hubo en la negociación, el sindicato evalúa ampliar la medida de paros sorpresa a un paro de carácter nacional.

"Lamentablemente hemos llegado a un extremo que tenemos que hacernos sentir y no nos queda otra que cortar los sepelios", dijo Vera. El próximo miércoles 9 la asamblea del gremio evaluará esta alternativa.


Populares de la sección