Tres personas por día fueron diagnosticadas con VIH en 2015

Solamente hubo dos casos en el año de transmisión del virus de madre a hijo
Durante 2015, unos tres uruguayos por día fueron diagnosticados como VIH positivos. En total, hubo 933 nuevos diagnósticos en mayores de 15 años, según cifras del Ministerio de Salud Pública (MSP), lo que implica una tasa de 27 cada 100 mil habitantes. Dentro de los nuevos diagnósticos, 66% correspondieron a hombres y el rango de edad mayoritario se ubicó entre los 25 y los 44 años, según un informe que será presentado hoy en el marco del Día Nacional del VIH/Sida. La cantidad de diagnósticos anuales viene en descenso desde 2013. En 2014 fueron diagnosticadas 60 personas más que en 2015 y en 2013, 129 más.

A pesar de que la mayoría de los casos se ubica por encima de los 25 años, a los pacientes que desde hace años lidian con el virus les preocupan especialmente los más jóvenes. La Red Uruguaya de Personas Positivas (Redupp), una asociación civil de personas que tienen VIH, percibe que los adolescentes le temen menos al virus por tratarse de una enfermedad con la que actualmente se puede vivir, lo que implica un menor cuidado, especialmente en el uso del preservativo. "La gente sabe que es una enfermedad crónica y ha bajado la guardia", dijo a El Observador Leonardo Ferreyra, presidente de la Redupp.

Para la responsable del Programa Nacional ITS-VIH/Sida del MSP, Susana Cabrera, el principal problema es "el sentir que uno no va a tener" la enfermedad. "El uso del preservativo es una conducta que depende de uno: se adopta o no se adopta", sostuvo. Cabrera aclaró que la cartera no cuenta con estadísticas que relacionen una baja en el uso del preservativo con un mayor diagnóstico en los casos de VIH en personas jóvenes.

La edad promedio de diagnóstico de la enfermedad es 38 años para las mujeres y 39 para los hombres y los diagnosticados que tienen entre 15 y 24 años representan 12,9% en hombres y 13,4% en mujeres.

La mayoría de los diagnosticados contrajo el virus por la vía sexual y 17% de las nuevas infecciones tuvieron un diagnóstico tardío y fueron diagnosticadas en etapa de Sida.
En junio, autoridades de las Naciones Unidas se reunieron para marcarse un objetivo concreto, aunque todavía lejano: que para 2030 el Sida llegue a su fin.

De madre a hijo

Uno de los objetivo sanitarios para el quinquenio, pautado por el MSP el año pasado, es eliminar la transmisión vertical del VIH, es decir la que se transmite de madre a hijo. Durante 2015, hubo solamente dos casos en los que el virus se adquirió durante el embarazo o parto. El informe del MSP señala que uno de los casos fue en el sector privado y el otro en el público.

Esos dos únicos casos mejoran a la tasa de transmisión vertical de 2014, que implicó cuatro casos de 136 mujeres embarazadas. "El descenso de la transmisión vertical ha sido muy significativo en nuestro país. Pasó de más de 40% a principio de la década de 1990 a una tasa promedio menor a 5% en los últimos 10 años", destaca el informe.

Cabrera sostuvo que si bien un objetivo claro es eliminar la transmisión vertical, eso no quita que se haga énfasis en el diagnóstico temprano. "Hay que ir a hacerse el test y después que el diagnóstico está hecho, tiene que empezarse el tratamiento", dijo. El tratamiento implica que se mejore la sobrevida, disminuir la transmisión del VIH y mantener la carga viral indetectable. Actualmente lo reciben 6.000 personas en todo el país.

Populares de la sección