Trump habilitó a la CIA a volver a atacar con drones

Hasta el momento, solo el Pentágono podía hacerlo. La medida revierte un mandato esencial de Barack Obama

El presidente Donald Trump acaba de abrir un nuevo frente de pelea interna dentro de la administración al haber cambiado la política de la administración de Barack Obama y habilitar a la CIA a realizar ataques con drones contra objetivos terroristas, lo cual vuelve a liberar la capacidad paramilitar de la agencia de espionaje. Medios en Estados Unidos señalan que esto reabrirá una vez más la pelea entre esta agencia y el Pentágono.

Hasta el momento, la CIA utilizaba drones y otros recursos de inteligencia para identificar terroristas sospechados y luego la fuerza militar manejaba el ataque. Como la CIA trabaja de forma encubierta, Obama determinó que fuera el brazo militar, el Pentágono, quien realizaba los ataques con el mandato de hacerlos públicos una vez ejecutados.

Como parte de una movida de Trump para acelerar la pelea contra Estado Islámico y otros grupos militantes, se supo que la CIA comenzó a usar sus nuevas facultades en febrero pasado, durante un ataque en Siria a Abu al-Khayr al-Masri, un yerno de Osama bin Laden.

La noticia, difundida por el Wall Street Journal ayer, no recibió comentarios ni respuestas desde el Pentágono.

Las informaciones actuales aseguran que la orden solo aplica para operaciones de la CIA en Siria, sin embargo, no se descarta que este poder luego sea ampliado a otras áreas como Somalia, Yemen o Libia.

El problema del cruce entre la agencia y el Pentágono en cuanto al uso de drones ha generado diversos problemas. Víctimas de ataques no planificados para ellas son apenas una parte de las razones por las que organizaciones como la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) reclaman que la CIA siga al margen de este tipos de órdenes.
Fuente: Agencias

Populares de la sección