Trump propone gigantescos recortes en presupuesto

Disminuye recursos en diplomacia, ciencia y medioambiente y los aumenta en defensa
El presidente Donald Trump propuso drásticos recortes de gastos en ciencia, medioambiente y ayuda internacional en su primer proyecto de presupuesto, que incluye fondos para la construcción del controvertido muro en la frontera con México.

La Casa Blanca publicó ayer una guía sobre el proyecto que será presentado formalmente para su discusión en el Congreso. El documento mapea claramente las prioridades que Trump delineó en la campaña electoral.

En general, se aumenta en 10% el ya gigantesco presupuesto para defensa (para elevarlo a impresionantes US$ 574.000 millones), e incrementa en 7% los fondos del Departamento de Seguridad Interna.

En contrapartida, recorta en 28% el presupuesto para el Departamento de Estado y el programa de ayuda al desarrollo, en 13,5% los recursos para el Departamento de Educación y 20% para Agricultura.

El proyecto reduce en 31% el presupuesto de la Agencia de Protección Ambiental y elimina los aportes estadounidenses a programas de la ONU contra el cambio climático.

El gobierno asigna US$ 2.600 millones para la "planificación, diseño y construcción" del muro contra la inmigración en la frontera con México. Además, asigna fondos de US$ 314 millones para contratación y entrenamiento de 500 agentes fronterizos y 1.000 agentes migratorios.

Ese personal deberá reforzar la "integridad del sistema migratorio", así como también "identificar y remover a aquellos que ya están en EEUU y han ingresado ilegalmente", dice el texto.

También asigna recursos adicionales por US$ 1.500 millones con relación al presupuesto de 2017 para ampliar la capacidad de "detención, transporte y remoción de inmigrantes ilegales".

Justicia

En tanto, en el capítulo dedicado al Departamento de Justicia, se dispone un aumento de US$ 80 millones para la contratación de 75 nuevos jueces de tribunales migratorios (elevando su número a 449), para determinar "más rápidamente los procedimientos de remoción" de extranjeros.

En relación con el muro, el Departamento de Justicia montará un equipo de 20 abogados para actuar en la obtención de tierras donde se realizará la construcción. Otro equipo de 20 abogados con sus respectivos auxiliares se ocupará de juicios migratorios.

Como ya había adelantado, Trump propone un aumento de unos US$ 54.000 millones en el presupuesto destinado a defensa, un sector que ya posee un presupuesto equivalente a la suma de las siete naciones que le siguen en materia de armamento.

A los US$ 574.000 millones dedicados a las fuerzas armadas, el proyecto destina unos US$ 65.000 millones a operaciones de contingencia de ultramar, elevando así el total para el sector a unos US$ 639.000 millones.

En tanto, el proyecto determina un enorme recorte de aproximadamente 28% en los recursos del Departamento de Estado, en particular en las reservas para la ayuda internacional al desarrollo.
Esta decisión en particular deberá tener efectos inmediatos en la contribución, por ejemplo,a agencias de las Naciones Unidas, lo cual tendría un impacto global.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, dijo en Tokio que estaba dispuesto a asumir el desafío de ajustar el presupuesto.

"El nivel de gastos que el Departamento de Estado había adoptado era insostenible. Ahora seremos capaces de hacer mucho más con menos dólares", dijo Tillerson durante una conferencia de prensa. Igualmente, el proyecto presupuestario para la Agencia de Protección Ambiental, una herramienta fundamental para aplicar políticas de combate al cambio climático, establece un recorte de US$ 2.600 millones, equivalentes al 31% de su último presupuesto.

El proyecto interrumpe programas e investigaciones sobre cambio climático y programas de cooperación, lo que supone un ahorro de US$ 100 millones.

ONU advierte por merma de fondos

La ONU advirtió ayer que sus finanzas sufrirán una "brusca reducción" después de que el gobierno estadounidense divulgara su presupuesto para el próximo año fiscal, que prevé recortar las partidas para su diplomacia y las misiones de Naciones Unidas.

Según el proyecto, la contribución estadounidense a la ONU "será reducida" y Washington solo participará con 25% de los costos de las operaciones "para el mantenimiento de la paz".

En tanto, algunos funcionarios de la administración de Barack Obama que todavía conservan su cargo denunciaron los "grandes" recortes para el Departamento de Estado, aunque dijeron que se avecina un "largo proceso" de negociación entre la Casa Blanca y el Congreso antes de que el presupuesto tenga luz verde.

Batalla judicial por decreto migratorio

Jueces federales suspendieron el nuevo decreto del presidente Donald Trump que cierra las fronteras de Estados Unidos a los ciudadanos oriundos de seis países mayormente mulsulmanes, mientras el mandatario prometió una batalla judicial.

Derrick Watson, juez de Hawái, dijo el miércoles que el bloqueo del decreto evitaría "daños irreparables" y descartó que una apelación de emergencia pueda revertir su decisión.

"Este fallo nos hace ver débiles", dijo Trump en un acto político en Nashville, Tennessee. "Vamos a pelear este fallo terrible, vamos a llevar este caso tan lejos como sea posible, incluyendo todo el camino hasta la Corte Suprema", siguió.

El nuevo decreto debía entrar en vigor ayer. Cerraba las fronteras a los refugiados por 120 días y congelaba la entrega de visas a ciudadanos de Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen por 90 días.
Irak, que había sido incluido en la lista del primer decreto, fue excluido de la versión revisada.

Trump había afirmado que la nueva orden migratoria corrige aspectos poco claros de la primera versión y que, por lo tanto, confiaba en que sería imposible que una corte lo suspendiera.

De acuerdo con la mecánica judicial estadounidense, un juez federal puede suspender parcial o completamente la aplicación de un decreto, en una decisión que tiene alcance nacional.

La corte federal en Seattle de James Robart –que bloqueó el decreto original y fue calificado por Trump de "supuesto juez" en Twitter– concedió más tarde a los estados de Washington y Oregon una suspensión temporal de 14 días al decreto.

A primera hora del jueves, el juez de Maryland Theodore Chuang también acogió un pedido de grupos activistas que pidieron bloquear el decreto por considerarlo discrminatorio contra los musulmanes.
Las decisiones de estos jueces solo pueden ser apeladas ahora en instancias superiores.

Populares de la sección