Turismo: no solo de argentinos vive la temporada

En los primeros 10 días de este año llegaron más visitantes de los países vecinos que en 2016
Si bien todavía falta para poder pasar raya a la temporada estival, la ministra de Turismo, Liliam Kechichian, adelantó ayer que "todo parece indicar que si no es la mejor, va a ser una de las mejores".
Los jerarcas del Ministerio de Turismo se mostraron contentos en conferencia de prensa tanto con las cifras que dejó 2016 como con los números preliminares de los primeros 10 días del año.

Además, esas cifras permiten ver cómo en paralelo al incremento en la llegada de argentinos –esperado y anunciado– se observa una recuperación pronunciada –después de un bajón– de visitantes brasileños.

En el primer tramo de 2017 ingresaron a Uruguay 169.226 visitantes, 24,5% más que durante los primeros 10 días de 2016 (no se consideró a los uruguayos residentes en el exterior que en este período viajaron al país, precisaron los funcionarios). Los argentinos explicaron el grueso de este número: 124 mil personas de esa nacionalidad entraron en el arranque del año. Se trata de un aumento interanual que ascendió a 26%.

En la previa de la temporada estival tanto el gobierno como los operadores privados auguraban una mayor presencia de visitantes de la nación vecina, tras una seguidilla de veranos en los que, motivado por una serie de políticas que desalentaban su salida del país, su número había perdido la relevancia que tradicionalmente había tenido para la industria turística nacional.

"Uruguay tiene una competitividad con relación al mercado argentino que no solo favorece al turismo sino al gasto de los argentinos en Uruguay", dijo el subsecretario de Turismo, Benjamín Liberoff.
Un argentino que viene a Uruguay aumentó en los últimos 12 meses 23% su capacidad de compra, considerando el salario medio en la vecino orilla, según los cálculos realizados por la Unidad de Análisis Económico de El Observador.

El aumento en los visitantes argentinos era el más esperado. Sin embargo, los números que dio a conocer el Ministerio de Turismo muestran cómo turistas de otras nacionalidades también llegaron este año en mayor cantidad a lo registrado un año atrás. Así, en los primeros 10 días de enero el ingreso de brasileños creció 30% interanual, mientras que el de chilenos tuvo un aumento de 49%, y 5% en el caso de los paraguayos.

En la previa al comienzo de la zafra de verano, el Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) había indicado que esperaba un incremento de las visitas de brasileños de 9% en 2017. Para la temporada de verano en concreto, en tanto, este aumento treparía a 32,3%. Este fenómeno se da luego de un bajón de los visitantes norteños en el país, que en el primer trimestre de 2016 fue de a 19,6% interanual.

Récord de visitas en 2016

El año pasado aumentó la cantidad de visitantes que llegaron a Uruguay y también –aunque en menor medida– el dinero que estas personas dejaron en el país. Sin embargo, disminuyó la estadía (que pasó de 6,2 a 5,5 días en promedio), lo que pegó en el gasto total de los turistas. En los 12 meses del año pasado desembarcaron en Uruguay más visitantes que en 2015 (se trató, de hecho, de un récord histórico), pero su gasto no creció de igual manera. Mientras que la cantidad de personas trepó de 2.964.841 a 3.328.450 (expansión de 12,3% interanual) las divisas que generó la actividad turística pasaron de US$ 1.765,6 millones a US$ 1.824,2 millones (3,3% más que un año atrás).

Kechichian dijo que el desafío número uno del equipo que lidera es "mantener la cifra de turistas, pero trabajar para aumentar ese gasto".

Nacionalidades y destinos

Los argentinos fueron, una vez más, el principal contingente de visitantes que arribó al país desde tierras extranjeras: 2,3 millones, con un aumento de 25,4% respecto a 2015. Desde Brasil, en tanto, llegaron al país 423 mil personas. En este caso la expansión fue de un modesto 0,8% interanual.
A la hora de ver cuáles destinos fueron eligieron los visitantes, Montevideo se coronó nuevamente como el preferido, con 950 mil. Le siguieron Punta del Este, con 695 mil, y el litoral termal, con 496 mil.
Por otra parte, las autoridades de Turismo destacaron que la relación entre el gasto hecho por los turistas uruguayos en el exterior y lo que dejaron los visitantes de fuera de fronteras en el país generó una balanza positiva que ascendió a US$ 909 millones. Los uruguayos salieron menos (una caída de 29% frente a 2015) y los que sí viajaron al extranjero, en tanto, gastaron menos (un descenso de 27% interanual).

Populares de la sección