Un delivery colaborativo creado por uruguayos

El emprendimiento pretende crear una solución inclusiva y una nueva manera de hacer negocios entre pares

La economía colaborativa también alcanza el concepto de "delivery". Que mediante un clic se pueda trasladar una estufa, una pizza, bijouterie, una cama es la solución buscada por los uruguayos Rodrigo Bisensang, Gastón Díaz y Lorena Bonilla a través de la creación de SoyDelivery. Los emprendedores pretenden convertir esta plataforma en una solución inclusiva y una nueva manera de hacer negocios entre pares.

Díaz, Bisensang y Bonilla trabajaban juntos y coincidían en el deseo de emprender; empezaron a ver posibles oportunidades de negocios en lo cotidiano. Un día fueron a un local de empanadas y vieron que una persona fue a levantar un pedido por otra. En este hecho simple encontraron su idea inicial. Tras tiempo de investigar el mercado, notaron que era necesario convertirla en algo masivo para llegar a todo el mundo. Así fue como decidieron que el potencial estaba en crear algo que "abarque todo", "un delivery que se aplique a medicamentos, repuestos, muebles, electrodomésticos y lo que se imagine", contó Bisensang.

La plataforma tomará forma de aplicación para iOS y Android el 1º de enero. Se presenta como una plataforma para enviar y recibir cualquier tipo de pedido y hacer un seguimiento en tiempo real a través de gps.

El emprendimiento fue financiado con los ahorros de sus creadores, y cuenta detrás con un equipo tercerizado conformado por dos ingenieros, una diseñadora, una productora, un escribano y una abogada.

Solución inclusiva

Esta app contará con varios tipos de usuarios. Por un lado está toda empresa, comercio o persona que no tenga un servicio para trasladar la compra a su cliente. Por otra parte, para quienes ya posean servicio de traslado a domicilio, SoyDelivery se presta como una herramienta para brindarles mayor competitividad, ya que ofrece la posibilidad de que sus clientes vean dónde se encuentran sus pedidos en tiempo real, mediante gps. Además, a través de su web, les permite acceder a los reportes generados sobre los pedidos enviados, así como a una administración de todos ellos.

Para quienes deseen ser conductores, deberán descargar y registrarse en "SoyDelivery Driver".

Luego está el usuario receptor del pedido. Una característica diferencial del emprendimiento, es que al momento de solicitar un delivery, es este usuario quien establece el precio que está dispuesto a pagar, y el conductor -sea de bicicleta, auto, camión o cualquier medio de transporte- tiene la posibilidad de aceptar o rechazar la solicitud. "En un principio creemos que es mejor no darle ese poder de negociación al fletero. Aprenderemos a base de la experiencia si existe la necesidad de agregar una contraoferta por su parte", apuntó el co-fundador de SoyDelivery.

soydelivery

Es así que este emprendimiento recién nacido "abarca desde a la señora que cocina en su casa y no tiene como expandir su negocio o las chicas que hacen artesanías, hasta alguien que se muda, o una empresa que quiera administrar sus pedidos", ejemplificó Bisensang.

Para evitar que se malutilice el servicio, Bisensang contó que los conductores contarán con calificación del 1 al 5. "Cuando el transportista baja de 4, pasa a una revisión, con probabilidad de no trabajar más con ese número de teléfono", agregó.

Por el momento, los emprendedores no cobrarán por la app, y los pagos serán acordados entre quienes utilicen el servicio. Para más adelante, están pensando en la manera de cobrar a los transportistas o comercios.

Pensar en grande

El emprendimiento fue ideado para ser escalable. Es por esto que la intención de sus fundadores era lanzarla para, además de Uruguay, Argentina y Paraguay. Su limitación es la falta de presupuesto, ya que su capital lo destinaron al desarrollo de la aplicación. "Por eso necesitamos un inversor", dijo Bisensang.


"Creemos en el potencial de nuestra idea. Al no emplear directamente, entendemos que puede ser aplicada en cualquier país", relató Bisensang.











Acerca del autor