Un día dentro del mundo de los Rolling Stones

Cómo es recorrer Exhibitionism, la enorme muestra londinense que repasa el impacto cultural de los Rolling Stones con una mirada íntima a los archivos personales de sus integrantes y colaboradores
El sonido del público es ensordecedor. Son miles de personas gritando y aplaudiendo, esperando por la banda. Las guitarras y los bajos, repartidos en tres cajones marcados con los nombres de sus intérpretes, esperan que sus dueños los tomen de sus soportes.

Detrás de una cortina blanca se ven materiales de maquillaje, y un perchero alberga camisas de seda brillantes. Es el backstage de un show de los Rolling Stones, solo que en realidad no lo es. Es una recreación, pero la sensación que genera es que es tan real, que en cualquier momento se abrirá una puerta y pasará Mick Jagger de camino al escenario.

Eso es lo que logra la muestra Exhibitionism, que recoge más de 550 objetos de la historia de la banda y los utiliza en parte como exhibición de museo, y en parte para recreaciones de los ambientes cotidianos de la banda, como este detrás de bambalinas. El público pasa del backstage a una sala donde se exhibe un video en 3D de la banda tocando Satisfaction, y queda la sensación de que uno estuvo allí con estos veteranos roqueros.

Antes de llegar a esa zona (que en realidad es el final del recorrido), el espectador estuvo en el estudio mezclando canciones de la banda en una consola, y jugando con el sonido de cada instrumento, apreciando pequeñas maravillas como el riff de bajo de Miss you aisladas del resto de la banda; escuchó a Martin Scorsese hablar de la irregular historia de los Stones en la pantalla grande, y hasta vio objetos como la silla de peluquería en la que la banda se cortaba el pelo durante sus giras.

De todas formas, el comienzo de la muestra no parece anunciar lo que viene después, porque su impacto sensorial no es nada destacable. La primera sala apenas contiene tres proyecciones con cifras y datos como las ciudades por las que han pasado en sus giras, o cuánto tiempo duran las canciones grabadas en más de 50 años de carrera.
Exhibitionism Rolling Stones

A esto lo sigue un audiovisual que repasa la carrera de los Stones (y que incluye algunos segundos del grupo tocando en Montevideo), y ya a partir de entonces todo se hace más interesante. Se recorre una recreación del apartamento en el que Mick Jagger, Keith Richards y Brian Jones vivían en Londres durante los primeros años del grupo, donde se discuten los orígenes de la banda, y se contemplan las expectativas de aquellos veinteañeros que soñaban con “poder comprarse un barco” o “liderar los rankings en Estados Unidos e Inglaterra”, como le contaban a sus club de fans en una suerte de identikits personales, escritos a mano y que se exhiben en la muestra.

Exhibitionism, que se presenta en la galería Saatchi de Londres hasta setiembre, para entonces comenzar una gira mundial durante cuatro años, es una peregrinación casi obligatoria para todo fanático de la banda. No solo por el valor histórico de lo que allí se muestra, sino también por la posibilidad de dar una mirada en primera persona al trabajo de los Stones.

Todo esto está complementado por entrevistas realizadas a los cuatro integrantes actuales de la banda, así como a varios colaboradores, y una muestra de instrumentos, fotografías y demás artículos de los archivos personales de Wood, Jagger, Richards y Watts.

La segunda parte de Exhibitionism se dedica a la influencia de la banda en otros artistas: primero en el caso de cineastas y realizadores, encargados de los videoclips del grupo; para luego pasar a una de las partes más atractivas de la muestra, que se encarga del aspecto fotográfico y visual de los Stones.

Desde la historia del mítico logo de la lengua (que contrariamente a la leyenda, no se inspira en la boca de Mick Jagger) hasta afiches y diseños de escenarios, en los que el grupo ha sido pionero combinando la potencia de la música con el despliegue de luces, pantallas, fuegos artificiales, escenografía y demás.
Exhibitionism Rolling Stones

Todo con lo que han complementado su solidez musical y que los ha hecho seguir siendo un espectáculo digno de ver, sin convertirse en una autoparodia o autohomenaje de sí mismos, pueden verse en esta sección, en la que se ve la estrecha relación de los músicos con artistas como Andy Warhol, fotógrafos como Annie Leibovitz, y con escenógrafos e ilumnadores de Broadway responsables de los diseños de sus escenarios, desde el “loto” de la gira de 1975 por Estados Unidos, hasta el puente de la gira Bridges to Babylon que costó un millón de dólares, pagado por Jagger.

Claro que en escena también cumple su papel la vestimenta. Y la siguiente sección recopila desde los trajes idénticos que utilizaban por iniciativa de su mánager en sus primeros tiempos, hasta los complicados, extravagantes y altamente personalizados trajes que han utilizado desde finales de los 1960 en adelante, y que han sido realizados por diseñadores famosos de todo el mundo.

Los Rolling Stones son mucho más que rock & roll. Con su trayectoria que abarca más de medio siglo también son una marca comercial, una pieza importante de la cultura moderna, una referencia a nivel de diseño y moda e incluso una fuente de inspiración para otros artistas.

Exhibitionism presenta una visión “oficial” e idílica de la banda, pero eso no impide que la muestra sea una recopilación de la influencia cultural de los Stones y un reconocimiento a las mujeres y hombres que aportaron sus talentos para crear la identidad del grupo.

Populares de la sección

Acerca del autor